HAZ CASO AL CUERPO

HAZ CASO AL CUERPO

¿Por qué mucha gente acaba en el hospital por ir a clase de spinning?

El ciclismo indoor es una de las prácticas más demandadas en el gimnasio para perder peso en poco tiempo, pero tiene sus desventajas. Si no se toman las precauciones adecuadas, se puede convertir en un arma de doble filo.

Equipo entrenando en bicis de spinning
Equipo entrenando en bicis de spinning | Pixabay

Las clases de spinning están llenas de gente que buscan perder peso en muy poco tiempo. El modo que tiene este tipo de clases es muy sencillo. Un profesor lleva el ritmo de la clase con aumentos progresivos de ritmo a los que se tienen que adaptar los alumnos. Con estos cambios se consigue sudar y quemar calorías, en una clase pueden perderse entre 600 y 800.

En definitiva, un gran método para adelgazar de una manera rápida. Aunque, tiene también sus puntos débiles. Al ser un trabajo de alta intensidad debe hacerse con precaución y ser conscientes de los límites de cada uno. La rabdomiolisis es una de las lesiones que puede ocasionar su práctica compulsiva.

En Estados Unidos se están registrando cada vez más casos de amantes del spinning que han tenido que acudir al médico y han permanecido allí ingresados por los fuertes dolores. Uno de los afectados fue el actor Christopher Michael Everett, quien acudió al centro clínico después de apreciar que su orina era de color intenso y apenas podía mantenerse en pie. El intérprete reconoció que se trataba de rabdomiolisis causada por el spinning.

¿Qué es la rabdomiolisis?

Esta afección está ocasionada por la desintegración de las fibras musculares y puede provocar en el paciente graves consecuencias por la liberación de manera inusitada de la mioglobina. Esta proteína fluye hasta los riñones y allí puede ocasionar una insuficiencia renal agua. Otro síntoma que presentaría el enfermo seria la rigidez de su cuerpo y la aparición de vómitos o nauseas.

¿Cómo evitar su aparición?

Si aparece por el deporte se puede evitar, pero si su causa es genética sólo sería posible su tratamiento. Para impedir el desarrollo de la rabdomiolisis muscular se debe de llevar a cabo un entrenamiento adecuado, sin excesos y sin llegar a la extenuación.

Hacer deporte es bueno, pero siempre en su justa medida. La rabdomiolisis puede alejarte de tus objetivos. Así que, entrena con moderación y haz caso a tu cuerpo.

Seguro que te interesa

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.