ALEGRA TUS PLATOS Y ESCUCHA MÚSICA

ALEGRA TUS PLATOS Y ESCUCHA MÚSICA

Cinco formas de adelgazar si eres una persona vaga

Hacer dieta no es fácil, y no todo el mundo puede acabarlas con facilidad. Además, si tu día no ha sido el reflejo de la sangre sudor y lágrimas, la industria del fitness nos dice que hay algo que no estás haciendo bien.

Se puede contagiar la pereza
Se puede contagiar la pereza | Sinc

No hay más que ver los famosos instagramers que suben sus fotos sudando en el gimnasio, y sufriendo levantando pesas bajo el lema “no pain no gain”.

Pues bien, si ese no es tu estilo, vamos a ver algunos trucos para adelgazar, que ayudarán hasta al más vago.

1.- El ritual

Tener un ritual antes de cada comida ayudará a tu cerebro para autoconvencerse de cocinar algo más nutritivo, o incluso acabar comiendo menos cantidad. Según el Trends in Endocrinology and Metabolism Journal, el placer activa la sensación de relajación al activarse el sistema parasimpático al mismo tiempo que la digestión.

Es decir, que vas a digerir la comida de una forma más rápida, si disfrutas mientras te la comes. Como ejemplo, los participantes de un estudio, en el que llevaron siempre el mismo ritual a la hora de abrir una barrita de chocolate. Al final disfrutaban más comiéndose ese dulce, y cuando lo acababan no les apetecían más. Estaban saciados.

2.- ¿Seguro que tienes hambre?

Como he dicho en otras ocasiones, hay mucha gente que confunde la sensación de hambre con la de la sed. Aunque no te apetezca beber, y pienses que lo que quieres es una buena hamburguesa, tomar un vaso de agua antes de las comidas podría hacerte ahorrar un buen puñado de calorías.

Además, se ha demostrado que aquellos que bebían dos vasos de agua antes de la comida, consumieron de 75 a 90 calorías menos.

3.- Si no lo ves, no lo comes

Otro buen truco es volver a organizar tu despensa. Por ejemplo, si no puedes pasar sin el chocolate, guárdalo en recipientes opacos en las filas de detrás, dejando las primeras para los alimentos más saludables.

Esto hará que inconscientemente dejes de querer picotear con ansiedad algo que no debas.

4.- Alegra tus platos

Acabar un plato con un toque de pimienta y unas hojas aromáticas, además de dar un toque sabroso a la comida, afectará a la grasa que ingieras. Y es que la piperina, componente de la pimienta, tiene propiedades antiinflamatorias e interviene en la formación de las células grasas.

Además, las hierbas aromáticas engañan al cerebro haciéndole pensar que estamos comiendo algo muy sabroso y delicioso, que es la misma sensación que tiene cuando comemos dulces.

5.- Compra con música

Llevar tu mp3 cuando vas a hacer la compra puede hacer que evites los alimentos menos saludables. Los supermercados juegan con nosotros, poniendo música lenta para que vayamos más despacio, y así poder ver más productos. Parecerá una tontería, pero por culpa del hilo musical de estos sitios, pasamos allí hasta un 38% más de tiempo, lo que se traduce en un 29% más de comida en tu carro.

De modo que si no eres de los que pasa la vida en el gimnasio, ni tiene la nevera repleta de frutas y verduras, puedes seguir estos pequeños consejos para hacer tu vida más saludable, con el mínimo esfuerzo.

Los mas vistos

Guía Infantil

La mejor guía para los papás

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.