¡CUERPO A TIERRA!

¡CUERPO A TIERRA!

Los errores más comunes al hacer flexiones y abdominales

Flexiones y abdominales son dos de los ejercicios más famosos dentro del mundo del fitness. Tú también los practicas casi a diario para ponerte en formar y conseguir el cuerpo que deseas, pero... ¿estás seguro de que los estás haciendo bien?

Hacer flexiones de forma correcta
Hacer flexiones de forma correcta | Agencias

No hay tabla de entrenamiento que no incluya unas series de flexiones y de abdominales una o varias veces por semana. Y es que estos ejercicios son muy efectivos a la hora de trabajar los pectorales y los abdominales. Sin embargo, es importante hacerlos bien para ver resultados. Pero solo eso, sino que realizarlos de forma correcta evitará que se produzcan lesiones. Muy atento, porque te contamos cuáles son los errores más comunes al hacer los ejercicios más populares del gym.

Flexiones

Colocar mal las extremidades

Es uno de los errores más comunes a la hora de hacer flexiones. Y es que no vale con apoyarse en el suelo y empezar a subir y bajar a lo loco. Antes arrancar, asegúrate de que tus manos están rectas y ponlas a la altura de los hombros. Los codos tienen que estar flexionados, pero no dejes que tus brazos hagan todo el esfuerzo: tiene que ser el pecho el que haga la mayor parte del trabajo. En cuanto a las piernas, colócalas casi juntas y completamente estiradas. Deben reposar sobre los dedos de tus pies, que estarán apoyados en el suelo.

Curvar la zona lumbar

Puede provocarte lesiones en la zona, además de hacer que tu entrenamiento no te proporcione los resultados esperados. La espalda tiene que mantenerse recta cuando hagas flexiones. ¡No dejes que se curve! Al subir y bajar, el tronco tiene que permanecer firme. Tu cadera debe seguir la línea de tu espalda. No la eleves ni la bajes más de la cuenta.

Hacer las flexiones demasiado rápido y sin llegar al suelo

Esto, además de ser trampa, hará que el ejercicio no cumpla con su misión. No intentes acabar antes de tiempo. Al hacer flexiones, debes hacer un recorrido completo hasta el suelo de manera controlada. Cuando llegues a bajo y estés a solo unos centímetros de separación, vuelve a subir para completar una repetición.

Mover cabeza y cuello

Que tu cabeza y cuello estén en movimiento durante el ejercicio puede causarte molestias. Sabemos que se te van los ojos detrás de ese compañero de gimnasio que tanto te gusta, pero mientras realizas las flexiones es mejor que mantengas la mirada fija en el suelo. De esta forma, tu cuello no sufrirá daños durante el ejercicio. Evita girarlo para mirar hacia los pies, hacia enfrente o hacia arriba y mantenlo alineado con la columna mientras subes y bajas con ayuda de tus brazos.

Abdominales

Hacerlos en el suelo sin colchoneta

Echar tu toalla en el suelo y ponerte encima de ella para hacer el ejercicio no es lo más apropiado. Es mejor que utilices una esterilla, no solo para estar más cómodo, sino también para no dañar tu espalda. Necesitarás comprar una si realizas tu entrenamiento en casa. Si por el contrario vas al gimnasio, allí encontraras material para los ejercicios en los que, como este, necesites tumbarte en el suelo. Te sentirás más a gusto y evitarás lesiones.

Pasarse haciendo repeticiones

Hacer más abdominales en un mismo entrenamiento no va a hacer que los resultados sean mejores. Al contrario, estarás sobreentrenando y solo conseguirás cansarte más de la cuenta, descuidar la técnica y no realizar el ejercicio del todo bien debido al cansancio. Recuerda que los abdominales sirven para reforzar la zona, no para quemar grasa, por lo que por muchos que hagas la barriguita seguirá ahí. Hay que quitarla a base de cardio o de sesiones de HIIT.

Ir demasiado rápido

Hacer abdominales a mayor velocidad no va a hacer que tu six-pack quede antes al descubierto. Al contrario, esto puede ser contraproducente, ya que no los trabajarás de la misma manera. El recorrido debe ser pausado tanto al subir como al bajar, de forma que los abdominales trabajen correctamente.

Forzar el cuello y despegar la espalda del suelo

Subir haciendo fuerza con la cabeza en lugar de con el tronco es uno de los principales errores que cometen muchos principiantes. Se trata de que en este ejercicio la fuerza la hagas con la zona abdominal y en ningún caso con la espalda o cuello.

Hay gente que se pone las manos tras la nuca pero, en lugar de utilizarlas como un simple apoyo para el cuello, lo que hacen es empujar, algo que no es correcto. Elevar demasiado el tronco, llegando a tocar las rodillas y despegando por completo la espalda del suelo es otro de los errores en la técnica en el que no debes caer. Es suficiente con despegar los hombros solo unos diez centímetros del suelo.

Revisa tu técnica a partir de ahora cuando te ponga con tus series de abdominales y flexiones. Ya sabes que es mejor que te tomes tu tiempo y que, aunque hagas menos repeticiones, estas sean efectivas y estén bien hechas. ¡Evita estos errores y notarás una evolución física mucho antes!

Los mas vistos

Guía Infantil

La mejor guía para los papás

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.