NO TODO VA A SER TEFLÓN

NO TODO VA A SER TEFLÓN

Adelgazarás más o menos según el tipo de sartén con el que cocines

Las sartenes han estado en las cocinas desde hace muchísimos años, aunque hoy en día hay multitud de modelos: de inducción, de acero inoxidable, antiadherentes…

Cocinar con sartenes
Cocinar con sartenes | Pixabay

Aparte de que una sartén de hierro es más barata que el resto, también tiene otros beneficios a la hora de cocinar, sobre todo para nuestro peso y nuestra salud.

Sin químicos

¿Alguna vez te has preguntado cómo funcionan las sartenes antiadherentes? Si la comida no se queda pegada, es gracias a los químicos con los que se tratan a estas sartenes.

Estos químicos, cuando se cocina, pueden ser liberados al aire, o peor aún, mezclarse con la comida si rascas la sartén con la cuchara. Por esa razón, damos un punto a favor de las sartenes de hierro, si los químicos te preocupan.

Aumenta la ingesta de hierro

Esto es curioso, la verdad, pero es cierto. Usar sartenes de hierro, aumenta la ingesta de este mineral, y previene por ello, el riesgo de padecer anemia, lo que produce una mayor sensación de fatiga, dificultad de mantener la temperatura corporal, o disminución del sistema inmune.

Y todo esto se sabe gracias a un estudio, en el que se confirmó que cocinar con estas sartenes aumenta el hierro en la comida hasta en un 17% en comparación con el resto de sartenes.

Cocinas con menos aceite

Cuando utilizas una sartén de hierro (en buenas condiciones, claro), no hace falta que inundes tu buena alimentación con litros y litros de aceite para que no se te pegue la comida.

Esto, como no, evita que ingieras un exceso de calorías. Es más, cocinar con mantequilla (como en Estados Unidos), aumenta la ingesta calórica en 102 calorías, y 7.2 gramos de grasas saturadas (las malas). Además, las sartenes de hierro calientan por igual en toda la superficie, haciendo que el alimento se cocine por igual por todos los lados.

Mayor control de las porciones

Otra ventaja de las sartenes de hierro, es que hay una variedad infinita de tamaños, lo que las convierte en los perfectos aliados para cocinar justo lo que nos vamos a comer. O mirándolo por el otro lado, puede coger una sartén de las de mayor tamaño para hacer una comida, que te pueda servir para varios días, y así no tener la tentación de salir a comer donde no debieras.

Miles de recetas saludables

Lo bueno de estas sartenes es que también las puedes meter en el horno. Así que la variedad de platos que puedes hacer, es mucho mayor. Puedes hacer desde unas fritatas, hasta un pan de proteínas con harina de guisantes. Aquí, el límite lo pones tú.

Inspiración para cocinar sano

Cuando terminas de cocinar con esta sartén, necesita que se limpie en el momento, y pasarle un papel mojado un poco en aceite. De este modo estará lista para la siguiente comida.

La mayoría de la gente tiene estas sartenes guardadas dentro del horno, o colgadas en la pared de la cocina (sí, además quedan muy monas como decoración), por eso siempre están más expuestas a la hora de hacer la comida.

Los mas vistos

El tiempo

Consulta la previsión del tiempo

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.