MÉTODO FASTING

MÉTODO FASTING

Así es cómo perdió 22 kilos en seis meses comiendo nada más cinco veces a la semana

Existen muchas formas de perder peso y aunque la mejor siempre se ha dicho que es la combinación entre una dieta sana y ejercicios medidos y reglados, cada cierto tiempo nos sorprenden con historias de gente que pierde peso con métodos alternativos.

Fasting
Fasting | Agencias

Este es el caso de Dave Wentworth, un ingeniero mecánico estadounidense que en 2011 se apuntó a una competición interna de su empresa para ver quién perdía más peso de una manera más original, resultando ganador tras perder 22 kilos en seis meses.

Dave, que dejó la empresa y ahora es bloguero y un gurú en esto de las dietas y el fitness, llevó a cabo una dieta de lo más excepcional: comía cinco días de una manera normal y había otros dos días en los que únicamente hacía una comida principal.

Este método de comer y no comer es lo que en Estados Unidos se ha venido a llamar Fasting y según sus defensores es una de las maneras más rápidas de dejar de ingerir un 20% de las calorías que tienes que tomar durante toda la semana, por lo que los efectos en tu cuerpo se empiezan a ver de una manera más rápida.

Lo que hacía Dave era comer normal lunes, miércoles, viernes, sábado y domingo, mientras que el martes y el jueves únicamente hacía una comida, la cena, como modo de alimentarse en todo el día.

Los días que le tocaba comer normal comía una cantidad de calorías razonable en función de su peso y su cuerpo, procurando siempre que hubiera un déficit calórico entre lo que ingería y lo que quemaba durante la semana. Un ejemplo de estos días era un desayuno a base de batido de proteínas, pollo a la plancha para la comida y una comida típica con verduras. De vez en cuando algo de comida basura, pero sin abusar.

Para los días de “fasting”, Dave se saltaba el desayuno y la comida, pero en la cena comía bastantes verduras y comidas ricas en fibra; es decir, no estaba esperando el momento de la cena para hincharse a comer hamburguesas o alitas de pollo con salsa barbacoa, porque entonces no hubiera tenido ningún efecto en ese déficit de calorías que buscaba.

En conclusión, si quieres llevar a cabo este tipo de dieta alternativa, tienes que prestar especial atención a lo que ingieres y estar muy mentalizado desde el primer momento para saber que los días que te toca únicamente cenar es probable que sientas ansiedad por comer.

Si logras llegar a la cena (o a la comida que te propongas en ese día) sin haber picado anteriormente ya habrás dado un paso muy importante.

No obstante, ten claro también que hay otro tipo de dietas que, en lugar de restringir las comidas, lo que te piden es comer más pero más sano, hacer cinco comidas al día pero con un consumo moderado o nulo de hidratos de carbono y muy alto en proteínas.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.