DENUNCIA DE DIETISTAS TITULADOS

DENUNCIA DE DIETISTAS TITULADOS

El 70% de los dietistas que lo petan en internet son un fraude

El 70% de los dietistas-nutricionistas que aparecen en Google no tienen la titulación necesaria para ejercer como tal. Así lo ha denunciado Alma Palau, presidenta del Consejo General de Dietistas-Nutricionistas.

¿Una nutricionista con título? | Public Domain

Alerta en el Consejo General de Dietistas-Nutricionistas (CGDM): su presidenta, Alma Palau, ha alertado de la gran cantidad de falsos nutricionistas que campan a sus anchas por internet y que provocan que la gente caiga en engaños y en dietas que no son saludables para su organismo.

En este sentido, Palau ha lamentado que las personas se lo tomen tan a la ligera a la hora de regular su alimentación, llevando a cabo dietas de moda “que pueden estar incluso desequilibradas, antes que la de un profesional diplomado con cuatro años de carrera universitaria”. Y da un dato que es preocupante: “De hecho, si buscas en Google alguien que te lleve una dieta, de los 100 primeros puestos, sólo 23 tienen la titulación profesional correcta, la de dietista-nutricionista”.

Para evitar precisamente este gran número de intrusos que existen en la profesión, desde el CGDM han lanzado una campaña para informar a la población precisamente de lo que NO es un dietista-nutricionista en cinco sencillos puntos:

1.- Un D-N no es alguien que se dedica a la estética y mucho menos a la “operación bikini”.

2.- No es alguien que se dedica a hacer dietas de adelgazamiento

3.- No es alguien que vende pastillas, ni ampollas, ni preparaciones de proteínas

4.- No es alguien que saca una dieta grabada del ordenador o de un cajón

5.- No es alguien que enseña qué alimentos son buenos y qué alimentos son malos

Todos estos pseudoprofesionales de las dietas y la nutrición están generando, a juicio del CGDM, una serie de perversiones en el sector que conllevan unas consecuencias, en ocasiones graves, y que han resumido en los siguientes puntos:

1.- Se fomentan prácticas poco saludables, poniendo en riesgo la salud de la población a medio y largo plazo.

2.- Se dan consejos inadecuados por falta de conocimiento en la materia

3.- Se lucran vendiendo todo tipo de productos y suplemento en algunos casos hasta perjudiciales.

4.- Se fomenta la “deseducación” nutricional de la población, al escuchar tantos mensajes contradictorios.

5.-No se produce una reeducación alimentaria adecuada.

6.- Los pacientes llegan a cuestionar lo que se les dice desde el ámbito profesional, ya están acostumbrados a escuchar el ruido de internet.

A pesar de todo, la presidenta del CGDM, Alma Palau se muestra con cierto optimismo tras la creación del Consejo que preside actualmente, aunque pide “la intervención por parte de las autoridades sanitarias, para modernizar el Sistema Nacional de Salud a través de la incorporación de estos profesionales sanitarios”.

Los mas vistos

Te recomendamos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.