SUPERALIMENTOS 2017

SUPERALIMENTOS 2017

Este es el alimento con más minerales del planeta, y lo va a petar en 2017

Gracias a sus propiedades antioxidantes, su alto contenido en vitaminas y minerales y sus escasas calorías, algas marinas como la espirulina, el nori o el agar-agar deberían convertirse en las protagonistas de tus recetas durante este año. ¡La nueva moda!

¿A que así tienen mejor pinta?
¿A que así tienen mejor pinta? | Wikipedia

Año Nuevo, superalimento nuevo. Resulta que tus amadas ensaladas de sogro (conocido como la quinoa), los batidos de kale (que por fin has aprendido a identificar con la col rizada) que te han llenado de energía y vitaminas y los kilos de 'Jackfruit' (una fruta impresionante conocida en español como jaca que es riquísima en resveratrol) que has tenido que pedir por encargo durante el año 2016, no le llegan ni a la suela de los zapatos al auténtico superalimento 2017: las algas marinas.

Protagonistas de más de un susto marino cuando rozan nuestros cuerpos al nadar, resulta que, ingeridas, las conocidas como ‘hortalizas del mar’ pretenden convertirse en el alimento del año.

Cierto que no son ninguna novedad y que más de uno las habrá probado, pero, ¿sabías que son una importantísima fuente de vitaminas y minerales, que limpian nuestro organismo gracias a sus elementos antioxidantes, activan el metabolismo y, lo mejor, tienen un aporte de casi nulo calorías?

¿Por qué ahora se ponen de moda? Debemos dar las gracias a los expertos en nutrición amantes de la comida asiática por sacar a la palestra los increíbles beneficios de las algas que contienen más nutrientes de los que podríamos imaginar.

Entre ellos el yodo, fundamental para mantener saludable nuestro tiroides; potasio y magnesio que cuidan de nuestros huesos y salud cardiovascular; vitaminas como la A, la B o la C; y unas buenas dosis de hierro, imprescindible para suministrar oxígeno y energía a nuestro organismo. Desde luego, el combo perfecto de beneficios para convertirse en superalimento.

Para gustos, colores (de algas)

No se trata de que ‘hacer un Cousteau’ y sumergirse en las profundidades submarinas en busca de cualquier alga marina. Las hay comestibles y fáciles de encontrar en tiendas sin necesidad de irnos a cenar o comer y dejarnos los cuartos en un restaurante japonés.

Suelen clasificarse por sus colores y texturas y, aunque en líneas generales todas son realmente saludables, cada tipo se caracteriza por ser rico en distintas y beneficiosas propiedades.

Por ejemplo, entre las ‘azules’ está la espirulina, una microalga que siendo tan sabrosa como algunos frutos secos muy rica en proteínas y aminoácidos, destaca por un ingrediente natural, atención, tan solo presente en la leche materna: ácido gamma linolénico (GLA).

eSPIRULINA | eSPIRULINA

En tonalidades pardas destaca el nori, fácil de incluir en distintas recetas de fritos, sánwiches o ensaladas, tienen una textura crujiente y un aroma deliciosa que las hace de lo más apetecibles. Rica en proteínas y provitamina A, puedes incluirlas en tu dieta como simple acompañamiento desmenuzándolas con las manos y usándolas para sazonar tus platos.

Ahora que si lo que buscas es el alimento estrella para cuidar de tu intestino y eliminar de tu estómago cualquier residuo evitando esas pesadas digestiones que te trastocan el día, tienes que probar el agar-agar. Rica en fibra soluble, se trata de un alga en formato gelatinoso que podría quedar de lujo en postres, mermeladas o flanes, es realmente nutritiva. Entre otros, contiene sodio, calcio fósforo, hierro y yodo.

Y como probablemente hayas vuelto a añadir entre tus propuestas de Año Nuevo la de ponerte a dieta y adelgazar, quizás deberías plantearte muy en serio añadir el agar-agar a tu menú: su poder saciante y su bajo aporte calórico te ayudarán a cumplir de una vez por todas con tu objetivo de bajar de peso.

Así el nori te resultará más familiar, ¿verdad? Pues hay muchas más maneras de cocinarlas y comerlas. | Pixabay

Un superalimento no apto para todos los públicos

Son muy beneficiosas, pero tampoco te vuelvas loco y empieces a llenar todas tus ensaladas, caldos y bocadillos con ‘algas mágicas’. Algunas pueden resultar demasiado saladas lo que puede traducirse en que tengamos sensación de sed nada más comerlas y, en consecuencia, vuelva la sensación de hambre más rápidamente.

Además, para las personas con problemas de riñón, trastorno de la tiroides o presión arterial alta, su alto contenido en yodo, potasio y sodio podría empeorar sus problemas de salud, respectivamente.

Los mas vistos

El tiempo

Consulta la previsión del tiempo

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.