HABRÁS ESCUCHADO SOBRE SUS BENEFICIOS

HABRÁS ESCUCHADO SOBRE SUS BENEFICIOS

¿De verdad adelgaza la cetona de frambuesa a las personas que no hacen deporte?

Si eres una persona que no hace deporte, seguramente hayas escuchado que los suplementos de cetona de frambuesa derriten la grasa. Pero, ¿qué son exactamente? ¿Pueden de verdad ayudarte a adelgazar?

Un puñado de frambuesas, un desayuno idóneo
Un puñado de frambuesas, un desayuno idóneo | Pixabay

Las cetonas de frambuesa son unos productos químicos naturales que otorgan a este fruto su peculiar aroma. Cuando se extrae ese producto, puede emplearse como aditivo en algunas colonias, e incluso para dar sabor a bebidas o helados.

Pero vayamos a lo que nos interesa. ¿Sabéis lo que demostró un estudio en el que los participantes tomaron 200 miligramos de cetonas de frambuesa combinados con 1.200 mg de vitamina C diaria durante cuatro semanas? ¿Lo queréis saber? Nada. No demostró nada.

Pero por otro lado, en experimentos llevados a cabo con animales o en tubos de ensayo, se concluyó que la cetona de frambuesa tal vez pudiera aumentar en cierto modo el metabolismo y afectar a una hormona llamada adiponectina.

Esta hormona puede incrementar la quema de grasas y reducir el apetito. Sin embargo, es importante tener en mente que no hay estudios concluyentes sobre los beneficios de este componente a la hora de perder peso.

Si aún así, sigues empecinado en que con la cetona de frambuesa puedes adelgazar, ¿deberías obtener ese componente sólo comiendo frambuesas?

La respuesta es sí. Para ingerir la cantidad de cetona necesaria sólo tendrías que tomar unos 40 kilos de frambuesas al día. Así que igual es mejor idea comprarse algún suplemento en pastillas… Más que nada por tu estómago y por tu bolsillo.

Además, muchos suplementos suelen acompañar las cetonas con otros termogénicos como té verde o mango africano para aumentar la saciedad y activar la hormona responsable de la quema de grasa.

¿Pero puede tomar este producto cualquiera?

Aunque estemos hablando de un suplemento natural, no es recomendable que se tome en los siguientes casos:

-Durante el embarazo o la lactancia.

-Si se padecen problemas cardiacos.

-Si sufres de problemas de tiroides.

-Si tienes un sobrepeso excesivo.

-Si eres menor de edad o, por el contrario, de muy avanzada edad.

Y como siempre digo, siempre que vas a empezar a tomar un suplemento, mi recomendación es que lo digas a tú médico. Además de asesorarte (espero), podrá confirmar que no hay ningún problema en que lo tomes.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.