UNA HISTORIA DE SUPERACIÓN

UNA HISTORIA DE SUPERACIÓN

De boticario a ultrarunner: así venció a la depresión Rob Krar

Su estrategia fue empezar a correr por las montañas para combatir esta larga y dura enfermedad mental. El ejercicio físico es uno de los mejores antidepresivos naturales.

Rob Krar en una carrera
Rob Krar en una carrera | Agencias

Existe cierta similitud entre una enfermedad mental de larga duración como la depresión y una carrera de montaña de largo recorrido. En ambas hay momentos de mucha soledad y oscuridad que le hacen sentirse a uno triste y enfurruñado consigo mismo durante bastante rato. Una comparación ‘made in Rob Krar’. Un tipo que ha sabido reinventarse a sí mismo para salir de ese pozo en el que se estaba ahogando allá por el año 2012.

Este canadiense barbudo que hoy luce un cuerpo fibroso, esculpido a base de subir y bajar montañas con unos desniveles que quitan el hipo a cualquiera, nada tiene que ver con aquel boticario de bata blanca que despachaba medicamentos detrás del mostrador de una farmacia, pero que se negaba día sí y día también a asumir que padecía una profunda depresión. Fue en el momento en el que aceptó que padecía una enfermedad mental cuando puso en marcha una hábil estrategia consistente en correr para escapar de ese agujero negro en que se hallaba encontraba hundido.

Un breve y espectacular documental filmado por el director de cine Joel Wolpert –famosamente conocido como ‘The Wolpertinger'- y titulado 'Depressions: A Few Moments From 30 Miles in the Canyon' narra durante ocho minutos la historia de superación de este hombre en la que cuenta cómo superó sus miedos y salió del bache mientras sube y baja por los angostos y abruptos desfiladeros con formas serpenteantes del Cañón del Río Colorado.

 

El cortometraje, cuyas vistas panorámicas son para deleite del espectador, ahonda en las vivencias personales del protagonista durante su larga lucha contra esta enfermedad mental. Krar habla abiertamente, durante esas 30 millas que discurren por el norte de Arizona, de sus pensamientos tremendistas -aquella época en la que todo lo veía negro- y su eterna lucha contra sí mismo por querer salir a flote.

La historia de Krar demuestra una vez más que el deporte es uno de los mejores antidepresivos que existen. Está científicamente demostrado que cuando una persona realiza ejercicio físico, la concentración o el nivel de serotonina –una sustancia producida por el organismo humano y responsable de proporcionarnos la sensación de felicidad y bienestar-aumenta de forma considerable y natural, sin necesidad de tener que recurrir a las sustancias químicas presentes en los psicofármacos.

La fuerza de voluntad y el tesón de Rob Krar han sido de tal magnitud que no solamente le ha servido para salir del túnel y ver la luz, sino que también le han catapultado a la cima del trailrunning hasta erigirse en un ultramaratoniano top, lo que le ha valido el billete para entrar a formar parte del equipo de atletas de élite que conforman el team The North Face.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.