NO TE PASES DE CORRER

NO TE PASES DE CORRER

Cómo afecta el running a la vida sexual de un hombre

Habitualmente nos creemos que salir a correr es beneficioso para nuestra salud, en todos los ámbitos, pero hay ocasiones en las que un exceso de entrenamiento nos puede pasar factura. También en nuestra vida sexual. Estos son los pros y contras de salir a correr para tus partes íntimas.

Sexo | sextante

Si eres hombre y te gusta salir a correr ya sea para intentar perder peso o para estar en forma, entonces este artículo te interesa. Apunto de llegar a #November, donde sabes que se conciencia sobre el cáncer de próstata, conviene saber cómo afecta el running a la salud masculina.

En primer lugar, vamos con los beneficios sobre la salud que provoca el running en la salud masculina.

1.- Aumenta tu resistencia: el running es el ejercicio anaeróbico por excelencia, lo que hará que aumente tu capacidad pulmonar y, por tanto, tu resistencia tanto fuera como dentro de la cama, un beneficio nada despreciable.

2.- Incrementa el deseo sexual: el aumento en la producción de testosterona viene directamente relacionada con la práctica del running, y eso se traduce en un mayor deseo sexual hacia tu pareja. Si además tu pareja también sale a correr, ya sabes el resto de la historia ¿verdad?

3.- Mejora las erecciones: al hacer deporte en general, y running en particular, mejora la circulación de la sangre por tus venas, arterias y capilares. Es por ello que, de forma colateral, también mejoren las erecciones que puedas tener, ya que llega un mayor flujo de sangre a tu miembro eréctil y se puede mantener durante más tiempo.

4.- Menos estrés: al correr también liberas endorfinas, que son las hormonas que se encargan de regular el estrés. Al liberarlas, tu cuerpo se queda descansado y con la cabeza libre para los menesteres de tu vida sexual que se precien.

Sexo | sextante

Ahora bien, no te creas que por salir mucho a correr te vas a convertir en un auténtico Christian Grey de forma automática y tu vida sexual va a dar un giro de 360º.

De hecho, has de tomártelo con precaución (siempre con precaución), porque salir a correr en exceso también puede afectar a tu vida sexual de manera negativa. Así.

1.- Reduce tu testosterona: cundo corres en exceso, el nivel de testosterona desciende. Así lo demostraron en un estudio de la British Journal of Sport Medicine, cuando concluyeron que correr más de 80 kilómetros a la semana puede reducir la generación de esta hormona y, por tanto, disminuir el deseo sexual. Así que ya sabes, corre, pero con moderación.

2.- Cuidado con las lesiones: evidentemente también te puedes lesionar caminando por la calle, pero si sales a correr tu riesgo es aún mayor. Por eso procura hacer un calentamiento funcional antes de ponerte con tu tirada diaria, no vaya a ser que te hagas una rotura de fibras y tengas que estar en auténtico reposo unas semanitas.

3.- Ojo con la adicción: está demostrado que el running engancha y cuando más corres, más quieres correr y mayores quieres que sean tus objetivos. Cuidado con que la adicción no se convierta en obsesión y, ya sabes, no te permita "concetrarte" por estar pensando en cuál será la próxima carrera que disputarás.

Los mas vistos

Te recomendamos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.