NUNCA IMPROVISES EN CARRERA

NUNCA IMPROVISES EN CARRERA

La kamikaze, la caribeña y otras cinco estrategias para afrontar una carrera con garantías

Hay veces en que antes de participar en una carrera nos preguntamos cuál sería la mejor estrategia a seguir. Realmente existen casi infinitas maneras de hacerlo, casi tantas como corredores hay. Aun así os voy a enumerar algunas de las estrategias que podemos utilizar en casi cualquier prueba. Probablemente os sintáis identificados con una o un par de tácticas... o puede que con varias. También es posible que descubráis alguna nueva.

Un participante de una carrera de color
Un participante de una carrera de color | Getty Images

Correr en positivo

A este tipo de forma de correr se la conoce coloquialmente como correr de menos a más. Consiste principalmente en hacer una segunda mitad de carrera más rápida que la primera. Esto, como os podréis imaginar, produce una gran satisfacción aunque no siempre es fácil de conseguir cuando vamos a por todas.

La conservadora

Como su propio nombre indica es una estrategia donde no se arriesga, no llegamos a nuestro máximo y controlamos siempre el ritmo. Corriendo así nunca ganaremos una carrera ni batiremos nuestra mejor marca, cosas que no siempre son necesarias hacer. Si eres un poco ‘amarrategui’ esta es tu táctica.

Recogiendo cadáveres

Normalmente se utiliza en carreras de media y larga distancia. Consiste en situarse bastante atrás en la línea de salida, o directamente el ultimo e ir toda la prueba adelantando a corredores. Sólo podréis hacerla si controláis mucho vuestros ritmos y la distancia a la que os enfrentáis. Podéis aprovechar para animar a los compañeros que adelantáis, ¡no seáis perros!

La Kamikaze

Tan fácil como arriesgada para tu salud. Colócate lo más adelante que puedas en la salida, sal disparado lo más fuerte que puedas y a ser posible mucho más rápido de lo que eres capaz de correr. Cuando veas que el corazón se te sale por la boca, échate a un lado y reza para que el Samur llegue pronto.

La puñalada

Amigos míos dicen que soy un experto en esta ancestral técnica de carrera. Esta estrategia se basa en correr con un compañero durante toda la carrera y meterle un arreón (puñalada) en los últimos metros o kilómetros. Puedes elevarla a la categoría ‘máster del universo’ si antes de empezar le dices a tu amigo que no te encuentras bien y que casi no has entrenado (tapadismo premium).

La caribeña

Para emplear está estrategia no hace falta que viajes a las latitudes que su nombre indica, es suficiente con no tomarte la carrera como lo que es, una carrera. Simplemente monta un grupo de amigos y disfrutad animando a otros corredores y al público, bromea, ríe, canta, baila... No siempre hay que ser tan serio, esto lo hacemos para divertirnos.

El coche escoba

Indicada especialmente para esas ocasiones en las que vas a correr después de una noche de 'jarana'. Consciente de que tú estado físico no es el más óptimo (siendo generosos) sitúate el último en la salida. Localiza el coche escoba. Saluda al conductor y asegúrate de que se queda con tu cara y número de dorsal. Por nada del mundo adelantes a ningún corredor. Último consejo: intenta que el coche no te atropelle.

Como podéis ver hay muchas maneras de afrontar una carrera. ¿Cuál es tu preferida?

Más noticias

Los mas vistos

El tiempo

Consulta la previsión del tiempo

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.