CINTA PARA CORRER BAJO EL AGUA

CINTA PARA CORRER BAJO EL AGUA

Aquarunning: correr sumergido no es de sirenas ni de locos

Correr con un grado de humedad altísimo es letal para cualquiera, aunque en ocasiones, hacerlo en el mismísimo agua puede tener beneficios.

Deportista corriendo sobre una cinta acuática
Deportista corriendo sobre una cinta acuática | HydroWorx

No hace falta tener aletas ni gafas de buceo. Tampoco escamas. Sólo ganas de probar nuevos caminos para fortalecer 'otros' músculos, mejorar la técnica de carrera o salir de una lesión de forma activa. ¿Quién no quiere reducir el tiempo de recuperación tras un percance?

No son pocos los fisioterapeutas u osteópatas que están de acuerdo en que el reposo absoluto no es bueno para la recuperación de según qué lesiones musculares y tras unos primeros días de reposo. El problema es que los corredores (más los populares) tienen mucho vicio y les cuesta empezar poco a poco.

Si bien ahora hay distintas máquinas, y con distintos precios y formas, que te permiten correr sumergido del diafragma o de cintura para abajo, fue la Hydroworx, con nombre de ser prima del implacable Robocop, la que causó sensación hace unos años. El motivo, que Alberto Salazar, el entrenador que está obsesionado con que sus entrenados, Farah o Rupp entre otros, hagan más y más kilómetros reduciendo los impactos, informó que ese era una de sus armas  para lograr que los atletas ya nombrados lograran medallas olímpicas.

Y es que la máquina en cuestión, no sólo puede sumergirse sin peligro de oxidación o de dar calambrazos, sino que además tiene un sistema con el cual recoge el agua de la piscina y lanza un chorro frontal, con fuerza regulable, que mantiene en el sitio al atleta y le hace empujar al dar sus zancadas.

Michael Johnson en una de estas máquinas bajo el agua

La flotabilidad en el agua, que ayuda a la hora reducir el impacto en carrera, también es un handicap a la hora de correr mal. Cuesta mucho, pero mucho, caer de talón o con el pie más adelantado de la vertical del cuerpo, y obliga a caer con la parte delantera del pie, algo que no deja de ser un buen gesto en cuanto que ayuda a amortiguar como un humano. Dicho esto, si se corre bien, los impactos en asfalto o tierra no deberían ser un problema.

Conviene tener en cuenta que no se podrán hacer ritmos altos. Es evidente que la densidad del agua no es la del aire.

Con súper cinta, con cintas normalitas y sin ellas

Que los deportistas de élite puedan acceder a la Hydroworx (si bien en España los recortes en becas hacen que esta afirmación pueda ser puesta en entredicho), no significa que los aficionados tengan acceso a ella. Tampoco sería necesario que se comprasen cintas de menor nivel, que son antioxidables o esas que son como una pecera.

Siempre pueden buscar una piscina que no cubra y, con o sin un cinturón de corcho, probar. Si han tenido una lesión, siguiendo los consejos de un especialista. Tras la experiencia comprobarán los primeros que se fortalecen músculos diferentes a los de correr en seco; y los segundos, que mejoran rápidamente. Futbolistas y tenistas, además de corredores profesionales, hacen recuperaciones subacuáticas.

Correr en el agua no sólo hace trabajar a las extremidades. Según lo que cubra el agua, también se estará empujando con los brazos. De correr, running; y de correr en el agua, aquarunning. Así parece que se llama. Tiene hasta entrada en Wikipedia.

Pablo Arqued | @runningconsult | Madrid | 25/11/2014

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.