ASÍ CORRÍ LA 6ª CARRERA PONLE FRENO

ASÍ CORRÍ LA 6ª CARRERA PONLE FRENO

"Yo fui una de las 20.000 camisetas rojas de la Ponle Freno"

Se esperaba lluvia, pero amaneció sol, se esperaba frío pero la temperatura era perfecta, se esperaba buen ambiente, pero lo que allí se respiraba era más que eso, era pura pasión.

Pasión por el running expresada en más de 20.000 camisetas rojas, en una carrera cada año más popular y que más cariño tenemos los madrileños y las madrileñas, ya que sin saber cifras, puedo decir que el número de mujeres que se veía era impresionante.

Pese a haber sido yo misma la que os indicaba la forma de llegar bien a esta prueba, he de reconocer que no seguí todos mis consejos. No me acosté pronto, no me levanté con dos horas de antelación y lo peor de todo, en vez de ponerme el dorsal lo guardé en el cortavientos que llevaba en previsión de lluvia.

Paula Butragueño en la meta de la carrera Ponle Freno

Cortavientos que no necesitaba por la temperatura y que le entregué a un amigo para que me lo cuidara, el cual se retiró de la carrera… Desastre total, pero de lo que no me olvidé, fue de disfrutar.

Costó escuchar el despertador a las 7 y algo de la mañana un domingo, pero mi primer pensamiento fue precisamente para el lema de esta carrera…"No te pares, hoy correr, salva vidas". No tenía opción, había que correr y quería correr.

Tardé poco en espabilar, según salí de casa ya se veía gente por todos los lados trotando hacia el Retiro.

No me costó entrar en calor entre el arropo de la gente, las caras conocidas y desconocidas unidas por una causa común.

Paula Butragueño en la Ponle Freno

La música animaba a la salida, donde era imposible no bailar y saltar. Tuve un momento que pensé: "las carreras son los nuevos festivales".

Excepto el último kilómetro que se hizo más duro por la pendiente, la verdad es que el recorrido era una pasada: salir del Retiro, con sus increíbles colores de otoño, Menéndez Pelayo, donde había muchísima gente apoyando, Alcalá, Cibeles, Paseo de Recoletos, Colón con una escenario animando al ritmo de rock, Emilio Castelar y vuelta al Retiro…¡¡Qué bonito es Madrid!!

Esperamos que además de haber servido para hacernos pasar una mañana increíble, haciendo lo que más nos gusta, sirva también para que se puedan desarrollar esos bonitos proyectos en ayuda de las víctimas de los accidentes de tráfico, como son una piscina para los lesionados medulares y el proyecto de investigación sobre la neuro-conducción personalizada.

Y que entre todos, mediante el running, ayudemos a evitar que haya más accidentes de tráfico.

Paula Butragueño | @pau_inspirafit | Madrid | Actualizado el 18/07/2018 a las 08:53 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.