UN ESTUDIO DE LA UNIVERSIDAD DE QUEENSLAND

UN ESTUDIO DE LA UNIVERSIDAD DE QUEENSLAND

Media hora en contacto con la naturaleza reduce el riesgo de infarto

Un estudio de la Universidad australiana de Queensland cuantifica los beneficios del contacto con la naturaleza para la salud y concluye que es bueno tanto para el corazón como para combatir el estrés y la depresión.

La naturaleza es buena para tu salud
La naturaleza es buena para tu salud | Pixabay

Puede que más de una vez, en frases del cuñadismo más genuino, hayas oído que estar en contacto con la naturaleza es bueno para la salud.

Sin embargo, ahora un estudio titulado “Los beneficios de la naturaleza en nuestra salud dependen de la dosis” confirma esa afirmación. La investigación,  publicada en la página de Nature sugiere que una dosis mínima de naturaleza es fundamental para mantenernos sanos.

Así, una investigación de la Universidad de Queensland, dirigida por Danielle Shanahan, ha observado que las personas que pasan más tiempo en contacto con la naturaleza, (por lo menos, media hora a la semana) tienen menos probabilidades de sufrir problemas de corazón, estrés, ansiedad o depresión, respecto a quien pasa menos tiempo rodeado de verde.

“Si todos visitaran los parques locales media hora a la semana habría un 7% menos de casos de depresión y un 9% menos de casos de presión alta”, afirma la investigadora.

Los científicos han observado además que se produce un nivel más alto de actividad física –con los beneficios que esto supone- en aquellos que realizan con mayor frecuencia excursiones a la naturaleza.

Para llegar a estas conclusiones los investigadores tomaron a 1538 voluntarios con depresión de la ciudad australiana de Brisbane y los expusieron a distintos espacios verdes. Así, descubrieron además que la vegetación más frondosa provocaba un mejor estado de ánimo en los participantes.

Con este informe, los investigadores esperan influir de algún modo en las políticas urbanísticas y sociales y fomentar las visitas a espacios públicos abiertos. Y es que, aseguran, los beneficios tanto para la salud como para el sistema económico serían “inmensas”:

“Principalmente los niños se benefician de pasar más tiempo en la naturaleza”, afirma Shanahan: “Los niños que crecen pasando tiempo en contacto con la naturaleza registran beneficios en su desarrollo y de mayores tendrán además una mayor conciencia ambiental respecto a aquellos que no han tenido esa oportunidad”.

No obstante, admiten que todavía quedan algunos aspectos en los que continuar investigando: "A pesar de estos resultados, detalles sobre los efectos a largo plazo de la intensidad, la frecuencia y la duración de la exposición a la naturaleza, siguen siendo un territorio a explorar.

Laura Sanmartí @Correryfitness | Madrid | Actualizado el 17/07/2018 a las 14:29 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.