TÁCTICAS INFALIBLES

TÁCTICAS INFALIBLES

Cómo hacer que tu novio se enamore del running sin perderlo para siempre

Compartir aficiones con tu pareja es satisfactorio. Crece tu pasión por el running, pero ¿todavía no has conseguido convencer a tu novio para salga a correr contigo? He aquí algunas tácticas para lograrlo.

Correr en pareja | Pexels

Hablar de forma obsesiva de las carreras, de las veces por semana que tienes que salir a correr y de los ritmos que estás logrando no es la mejor opción para despertar en tu pareja las ganas de calzarse las zapatillas.

Piensa ¿crees que estará dispuesto a seguir tu ritmo? Olvídate de recordarle cuáles son los beneficios de practicar running, la gente que ya está enganchada a esto de correr ya se encarga de expresarlo públicamente y esto, para la otra parte, el sector no runner, termina cansando.

Y olvídate de planificar los fines de semana juntos en torno a las carreras, puede que recibas esta respuesta: “¿Aprovechar la carrera para conocer lugares nuevos? ¿Pues si me paso medio fin de semana rodeado de runners? Entre la feria del corredor, el que tienes que descansar tus piernas y la carrera, ¡no vemos nada!”.

Visto que lo que a mí me motiva para salir a correr no ejerce el mismo efecto sobre mi pareja, tuve que cambiar mis tácticas.

Estrategias para salir a correr con tu novio

1.- Ponte sus zapatos: Las personas percibimos las cosas de forma diferente. Puedes tener tus gustos, pero tienes que saber cuáles son los de tu pareja. Identifica sus necesidades.

Si le gusta viajar, deja que él decida el destino y no al revés, no condiciones el viaje en función de la carrera que quieras hacer (algo muy habitual).

Una vez sepáis el lugar, ponte a buscar las opciones para salir a correr y luego proponle si quiere acompañarte, aunque sea salir a caminar.

2.- Hoy salgo a caminar: No le digas que vas a correr. Dile que hoy tu plan de entrenamiento contempla caminar y que te gustaría que te acompañara. Una vez estéis en el camino, proponle trotar un poco. Comprueba su reacción y pícale un poco.

3.- Déjale tu pulsómetro: Si has conseguido que te acompañe a trotar o que te acompañe en tu entreno, déjale tu pulsómetro, pero lleva tú la banda.

Pídele que te controle, que esté pendiente de los tiempos, el ritmo cardíaco y deja que investigue y le dé a los botones. Al terminar tu entreno hazle esta esta pregunta: “¿Quieres probar tú?

4.- Deja que te acorrale: Juega a estimularle. Un estudio de la Huntington University demostró que es posible emplear la proxémica (disciplina que estudia la comunicación no verbal, en concreto la distancia que separa a dos personas cuando están interactuando) dejando que él te “acorrale” contra una pared para estimular su sentido del deber.

Suena disparate, pero prueba a proponerle salir a correr juntos mientras juegas a que él te acorrale, pues el estudio señala que aumentarás las un 21% las probabilidades de que acepte, puesto que al verte “acorralada” ayudarás a activar su “deber” de proveer de seguridad.

5.- Tira de amigos: Tu novio ya te ha dejado claro que no quiere salir a entrenar contigo, así que prueba con esto: “Iba a pedirle a tu amigo que me acompañara…, pero no sé si prefieres que salgamos juntos”.

Durante mucho tiempo se ha asociado el correr con la idea de ser un deporte individual. Como tal, las personas a menudo se olvidan de que contar con un compañero para correr, en este caso un ser querido, puede agregar situaciones de diversión y generar o alimentar una química que jamás sentirías en solitario. ¿Por qué no intentarlo?

Los mas vistos

Te recomendamos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.