EMPEZAR NO ES FÁCIL

EMPEZAR NO ES FÁCIL

Estos son los errores que debes evitar cuando empiezas a correr

Empezar a correr mola, mucho. Pero uno no puede liarse la manta a la cabeza y salir a gastar zapatilla a la buena de Dios. Hay que tener en cuenta algunos factores para, hablando de manera coloquial, no cargarla.

¿Un 'cuñao' runner?
¿Un 'cuñao' runner? | Getty Images

Yo también empecé a correr un día, así, de buenas a primeras. Y si, cometí errores, probablemente más de los que recuerdo. Y como veo a mucha gente que ahora emprende este camino, os quiero hablar sobre algunos fallos en los que no hay que caer cuando empezamos en esto del correr. Lee las siguientes líneas y puede que te ayuden en tus comienzos en este mundillo del Running.

1.- Uno de los errores más comunes que comenten quienes empiezan a correr, es la elección de calzado. Normalmente abren el armario y pillan por banda el primer par de zapatillas que se encuentran. Si amigos, yo empecé a correr con unas Reebok Classic. Con su piel gruesa y la suela más dura que una barra de pan de antes de ayer.

He visto a gente correr con botas de fútbol sala e incluso con botas de tacos, más que corredores parecían bailarines de claqué, ¡qué escándalo montaban a cada paso! A ver, no es necesario que te gastes 150 euros en unas zapatillas pero al menos utiliza algo que esté pensado para correr, tus pies y articulaciones te lo agradecerán.

2.- Capas y más capas de ropa. Algunos de los que empiezan a correr, lo hacen para perder peso. Creen que hay que sudar y sudar y sudar y volver a sudar. Para ello no dudan en cubrirse con infinidad de prendas, incluso he visto gente envuelta en papel transparente, sí, ese de cocina. ¡¡Hijos míos de mi vida, que os puede dar un chungo!!

Además ese líquido que perdéis lo vais a recuperar, en su mayoría, en cuanto bebáis agua en casa. Lleva la ropa justa y necesaria, deja que tu piel respire. Para perder peso es más importante la intensidad y la duración adecuada del ejercicio, además de dejar de cebarse (eso también cuenta).

3.- No trates de correr todo lo que puedas el primer día. Sé que aún recuerdas tus tiempos de extremo derecho en el equipo del instituto, pero esos días pasaron y lo más redondo que has visto en décadas son las croquetas de tu madre.

Si intentas salir el primer día a tope, volverás a casa con sensación de muerte súbita y sin ganas de volver a intentarlo. Empieza poco a poco. Prueba con intervalos de andar rápido y de trotar lento. Cuando tengas fondo ya podrás correr más rápido.

4.- Algunos corredores novatos yerran a la hora de elegir el momento del día en el que salir a correr. Se les puede ver a mediodía en pleno mes de agosto con sus chubasqueros para sudar más aún. Hay que tener cuidado y saber elegir la hora donde nuestro cuerpo no sufrirá los estragos de la meteorología. Sé que a veces nuestras responsabilidades sólo nos dejan ciertas horas y estas no son las más indicadas. En estos casos hay que ser cautos y tomar todas las precauciones posibles.

5.- También hay un error muy común en los corredores noveles y es el de tirarse a la piscina y arriesgar con las distancias que corren. He visto gente que antes de correr un 10K ya quieren correr un maratón. Normalmente si se queman etapas es muy posible que las cosas no salgan bien. Empieza poco a poco. Que tu cuerpo se habitúe paulatinamente a esfuerzos y distancias. Si lo que quieres es correr un maratón, seguro que podrás hacerlo, pero siguiendo los tiempos y entrenamientos adecuados.

¿Cuál es el error que cometiste al empezar a correr? ¡Cuéntame!

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.