Los Juegos Olímpicos son el evento deportivo más significativo que se celebra en la actualidad, por lo que para cualquier deporte el adquirir el apellido olímpico supone numerables ventajas, empezando por el prestigio internacional que adquiere su federación. Por ese motivo, existe un largo listado de deportes que, cada edición, intentan que el Comité Olímpico Internacional (COI) incluya alguna de sus disciplinas en los Juegos Olímpicos.

Pero este organismo no tiene un poder de decisión absoluto. Existe un reglamento que establece una condiciones sine qua non: el deporte en cuestión se tiene que practicar, por lo menos, en 75 países de 4 continentes si la categoría es masculina, en 40 países y 3 continentes si es femenina y, en el caso de los deportes de invierno, en 25 países de 3 continentes. A su vez, se tiene que aplicar un código antidopaje aprobado a nivel mundial. Una vez que el deporte cumple estos requisitos puede presentar su candidatura, y corresponde entonces al COI pronunciar la última palabra.

Monopatín | Wikimedia

5 deportes se estrenan en Tokio

Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 han sido apodados por el COI como "los más innovadores de la historia". Recientemente este organismo ha aprobado la inclusión de cinco nuevos deportes: béisbol/sóftbol, surf, escalada deportiva, kárate y monopatín se darán cita en la próxima edición del que es considerado el evento deportivo más famoso de la historia.

El béisbol y el sóftbol eran considerados disciplinas olímpicos diferentes hasta 2008, cuándo sufrieron una bochornosa exclusión. Recuperar su estatus ha sido el resultado de una intensa campaña y una unión histórica de fuerzas: se considera béisbol a la categoría masculina y sóftbol a la femenina.

El resto de disciplinas se estrenan en la escena olímpica. Una razón de peso para incluir el Kárate ha sido su origen, pues este deporte nació en Japón; el surf se ha incluido por su creciente popularidad y, la escalada deportiva y el monopatín para aportar a Tokio 2020 un toque de originalidad, pues estas disciplinas se disputarán en plena ciudad.

Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 incorporarán 18 nuevas pruebas de medalla y 474 competidores, sin provocar además ninguna repercusión para el resto de disciplinas, que mantendrán el mismo número de competiciones y atletas que en Río 2016.

Sin embargo, y pese a contentar a muchos, estos cambios sólo se aplicarán para la sede Japonesa. París, ciudad que acogerá la próxima edición de los Juegos olímpicos en 2024, tendrá total libertad para escoger los deportes que más se adapten a su personalidad.

El ajedrez es un deporte | Pixabay

Deportes cuya lucha continúa

El COI seleccionó estos cinco deportes de un listado en el que competían decenas de aspirantes. Sorprende que algunas de estas disciplinas, dada su antigüedad y popularidad, no hayan conseguido finalmente el apellido olímpico.

El patinaje es uno de los deportes más practicados a nivel mundial en su variedad de disciplinas: artístico, velocidad, roller y hockey sobre patines. Sorprende que ninguna de ellas, salvo el nombrado skate, esté considerada como olímpica.

El ajedrez está considerado un deporte y, aunque es cierto que no requiere un esfuerzo físico elevado, tras el fútbol, es el que posee un mayor número de países federados. Por este motivo, su federación pidió su inclusión en Tokio 2020, pero finalmente su candidatura fue rechazada.

Si hay un deporte que ha crecido exponencialmente en España en los últimos años es el pádel; sin embargo, este deporte de raqueta no ha sufrido un proceso de internacionalización.

Los bolos constituyeron otro de los deportes aspirantes a participar en la próxima edición de Los Juegos Olímpicos pero, finalmente, su candidatura también fue rechazada.

Puede que la situación del baile deportivo sea una de las más controvertidas ya que, a pesar del importante componente artístico, esta disciplina requiere un gran esfuerzo físico. Además, este supuesto deporte se practica en alrededor de 70 países de cuatro continentes y está representado por la World Dance Sport Federation.

El polo constituyó un deporte olímpico en las ediciones de 1900, 1908, 1920, 1924 y 1936; no obstante, no ha sido considerado como tal en la edición de 2020. En esta disciplina compiten dos equipos de cuatro jugadores montados a caballo que intentan meter una pequeña pelota en la portería del rival.

Además de los casos expuestos, muchos otros deportes luchan por convertirse en olímpicos. Tendremos que esperar hasta París 2024 para descubrir que disciplinas ascienden a tal categoría.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Los seis deportes más peligrosos del mundo

Las pastillas gimnasio que te permiten ponerte en forma