Ya está aquí el verano y con él, las redes sociales, especialmente Instagram, se han llenado de fotografías de gente de vacaciones y disfrutando en la playa. La moda del ribcage bragging consiste en hacerte fotos en las que se te marcan demasiado las costillas y subirlas a las redes sociales, principalmente Instagram, con el objetivo de demostrar que estás increíblemente delgada.

Que lucir costillas no es la mejor manera de enseñar a los demás el tipazo que tienes es obvio. Sin embargo, no son pocas las influencers y las famosas que se han lanzado a publicar fotografías en las redes sociales en las que se ve con claridad su delgadez extrema.

Bella Hadid | Instagram @ribcagebrangging

Kourtney Kardashian presume de costillas mientras se echa la siesta | Instagram @kourtneykardash

Lo más peligroso de esta situación es que quienes publican estas fotos, son personas públicas, modelos a seguir por parte de muchas jóvenes. Como es lógico, no todas las jóvenes tienen un cuerpo lo suficientemente delgado como para que se les marquen las costillas. Cada persona tiene su constitución y su peso propios pero, en chicas con inseguridades respecto a su peso, el ribcage bragging puede incitar a padecer un trastorno alimentario como la anorexia o la bulimia.

Emily Ratajkowski se suma al ribcage bragging | Instagram: @emrata

Por todo esto, lo mejor que podemos hacer es no continuar con esta moda tan peligrosa. Hay numerosos perfiles en la red que ayudan a concienciar a los jóvenes de que un cuerpo en el que se vislumbran los huesos no es un cuerpo sano. Además, es necesario recordar que la mejor manera de adelgazar no es limitando los alimentos que ingerimos y tampoco dejando de comer. La pérdida de peso siempre debe ir acompañada de ejercicio moderado y una alimentación adecuada.