Al final del día estamos cansados, y desconectar un ratito antes de irnos a dormir nos relaja. No obstante, algunos italianos tienen la antigua costumbre de dar un paseo de unos 15 minutos justo después de cenar. Aunque se trate de una pequeña vuelta a la manzana, los expertos de la revista ‘Diabetes Care’ han explicado que este paseo tiene muchos beneficios:

1. Es ideal para acelerar el metabolismo, lo que se traduce en una quema de grasas más rápida y eficaz.

Pasear en grupo puede ser muy positivo | Pixabay

2. Reduce el estrés ya que según un estudio realizado en la Universidad de Edimburgo, en Escocia, favorece el pensamiento creativo y la relajación.

Disfrutando de un paseo en la naturaleza | Pixabay

3. Ayuda a que tengamos una mejor digestión. Esto es porque, como hemos mencionado antes, acelera al metabolismo y disminuye la presión arterial.

4. Regula la cantidad de azúcar en sangre, lo que reduce el riesgo de padecer diabetes tipo 2.

5. Tendremos más energía y no sentiremos la necesidad de picar algo entre horas o pasarnos con los dulces, si hemos caminado un ratito durante la noche anterior.

Con más energía se vive más feliz | Pixabay

6. Un mejor descanso durante la noche está garantizado si hacemos algo de ejercicio físico (por mínimo que sea) antes de dormir, ya que agotas toda la energía.

Si nos mantenemos activos durante el día descansaremos mejor por la noche | Pixabay

Si aún no has probado a dar un paseo por la noche después de cenar, ponte a ello: notarás cambios muy positivos en tu organismo.