CAUSAS Y PREVENCIÓN

CAUSAS Y PREVENCIÓN

¿Por qué nos tiemblan los músculos cuando hacemos ejercicio?

Seguro que en algún momento durante un ejercicio en concreto, por ejemplo al levantar pesas, hacer isométricos u otro tipo de ejercicios que requieran más intensidad para tu cuerpo, has notado como tus músculos han empezado a temblar.

Ejercicios de fuerza | Pixabay

Este tembleque, durante o después del ejercicio, no es nada malo, aunque si notamos otro tipo de temblores como espasmos u hormigueos que se reiteran lo mejor es que consultes a un especialista.

Este temblor de los músculos cuando hacemos un ejercicio es más común en aquellos que practican deporte con menor frecuencia y se debe principalmente a dos factores diferentes. Por un lado, se podría dar debido a una tensión muscular, y por otro lado, a una falta de nutrientes. Por ejemplo, si nos falta sodio o potasio, que son los encargados de tensar y relajar el músculo, éste no reaccionará adecuadamente y podría dar lugar a calambres debido al agotamiento.

“Durante el ejercicio se pierden de sales por medio del sudor y la orina, principalmente los electrolitos sodio (Na+) y cloro (Cl-). Si no se reponen los minerales, por ejemplo por medio de un suplemento de sales o una bebida isotónica, se tiene el riesgo de entrar en déficit de estos minerales. Este déficit puede afectar a la función normal de los músculos y originar calambres musculares”, explican desde NutriResponse.

¿Qué podemos hacer?

En primer lugar, si estamos notando que nos tiemblan los músculos, lo que debemos hacer es bajar la intensidad del ejercicio que estamos realizando.

Descansar: si queremos evitar el cansancio, la fatiga muscular y queremos ver una progresión en nuestro entrenamiento, lo ideal es establecer al menos un día de descanso si entrenamos 3-4 días por semana, y otro día dedicado a otras actividades más ligeras.

Estirar: aunque no se debería hacerlo justo después del ejercicio sino que retrasaremos ese momento unas horas más tarde.

Alimentación: como ya hemos comentado, los temblores se dan en ocasiones debido a un déficit de potasio y sodio. Para reponernos, podemos tomar un plátano, una fruta rica en minerales y vitaminas que nos da energía, nos ayuda en la regeneración muscular y nos aporta esos minerales y nutrientes que se han perdido debido al deporte. Por otro lado, para consumir sodio podemos aumentar el consumo de sal en nuestras comidas.

Más noticias

Los mas vistos

Marie Claire Wellnes

Fitness, dietas y nutrición

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.