EL AGUA CON AZÚCAR NO TE ALIVIARÁ

EL AGUA CON AZÚCAR NO TE ALIVIARÁ

Los seis consejos definitivos para aliviar las agujetas (porque el agua con azúcar es un mito)

Las agujetas no es el ácido láctico que se cristaliza, se mete entre los músculos, y hace que sientas esos célebres pinchazos. Y ni mucho menos esos cristalitos se deshacen o se disuelven bebiendo agua con azúcar.

Un corredor sufre un dolor muscular | Agencias

Las agujetas son microrroturas de las fibras musculares a causa de un ejercicio intenso (a veces incluso suave). Es decir, cuando haces ejercicio, el músculo se contrae para trabajar, llegando a veces (muchas más de las que te piensas) a romperse. Pero no debes preocuparte, ese músculo se regenerará más fuerte, o más grande en función del entrenamiento que estés llevando a cabo. El problema viene cuando esa rotura es más grande de lo normal (sin llegar a ser una lesión, claro está). Aquí es cuando empiezas a notar los síntomas de las agujetas.

Pues bien, una vez sabido qué es exactamente lo que te pasa, vamos a ver cómo puedes primero, calmar ese dolor, y segundo eliminarlas.

1.- Calienta una botella de agua

Usa la terapia de calor para eliminar o paliar los dolores musculares con una botella de plástico. Además puedes rodarla lentamente por la zona afectada para darte un masaje y poder descargar la musculatura.

2.- Noche de entreno, mañana de ibuprofeno

Aunque no soy muy partidario de los medicamentos, sí es cierto que tomar un antiinflamatorio puede ayudar a sentirte mejor. Sólo debes recordar no tomarlo con el estómago vacío. Si según te levantas de la cama, tus piernas no pueden ni tenerte en pie, saca fuerzas para ir a la nevera y hacerte con un snack, o una pieza de fruta antes de tomarte el ibuprofeno.

3.- Haz algo de yoga

No hay problema en hacer algunos estiramientos/posturas de yoga, siempre y cuando lo hagas lenta y controladamente.

4.- Haz ejercicio

Está claro que es lo último que quieres hacer cuando tienes agujetas, pero esta es la mejor opción. Cuando haces ejercicio, el corazón bombea sangre hacia los músculos que están trabajando. Además, si el cerebro detecta que hay algo mal en esa zona, da la orden de mandar nuevos nutrientes para regenerarla y curarla. Por esa razón, al entrenar, estás acelerando el proceso de curación de las agujetas.

5.- Come chocolate

Una de cal y otra de arena. El chocolate negro contiene magnesio, que hace que tus dolores musculares, calambres, e incluso dolor del período, sean más llevaderos.

6.- Elige bien la comida

Además del magnesio, hay otras vitaminas y minerales que combaten las agujetas, como el manganeso y el calcio. En época de agujetas prueba a comer aguacates, plátanos y yogur. Y si ya lo mezclas todo en un batido, alucinas.

Más noticias

Los mas vistos

Marie Claire Wellnes

Fitness, dietas y nutrición

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.