ESOS GRANDES OLVIDADOS

ESOS GRANDES OLVIDADOS

No le estás dando importancia a tus calcetines (y deberías)

Mucho hablar de zapatillas deportivas especiales para salir a correr, pero luego no te paras a pesar en que el tipo de calcetín que utilices también puede ser muy importante.

Corre siempre con calcetines
Corre siempre con calcetines | Pexels

Harta estoy de oír siempre la misma cantinela por parte de los runners. “Mira Carmen, me he comprado unas zapatillas de fibra de carbono que sujetan la pisada como si estuviera en gravedad cero y con cámara de aire (que no de gas) que me permite no notar casi el impacto del asfalto en mi pie”, me decía el otro día mi amigo Carlos.

A ver, queridos runners. Que yo entiendo que os dejéis sueldo y medio en compraros unas zapatillas de diseño para que no terminéis con los pies destrozados, pero creo que se os está olvidando un pequeño detalle. De hecho, dejadme deciros antes de entrar en faena, que me parece de traca el negocio en general de las zapatillas destinadas al running y al fútbol. Pero bueno, eso ya os lo contaré otro día.

Dejadme deciros que vuestra pisada podría mejorar muy mucho, no solo comprando el último modelo de esas zapatillas con cuyo valor podríais dar la entrada de un coche. ¿Quién se acuerda hoy en día de los calcetines?

Recuerdo que cuando era pequeña, mi madre se empeñaba en ponerme unos ridículos calcetines blancos con puntilla para ir al colegio, mientras yo lo que quería era ir ‘a pelo’: “Sé que no te gustan, pero los calcetines son muy importantes porque protegen nuestra piel de las agresiones externas”. Cachis, mi madre tenía razón, como siempre.

El calcetín como barrera protectora

Sé que puede parecer ridículo, pero ¿a que no saldrías a correr sin calcetines? Que sí, que tus zapatillas pueden ser el último modelo, pero ¿te atreverías a meter tu bello pie ahí, sin ningún tipo de protección, cual Cenicienta? La respuesta es no. Ajá. Entonces, ¿por qué no pensar en qué tipo de calcetín es el más adecuado?

El manual del buen calcetín del runner apunta a tres características que no deben faltar en esta prenda. Deben ser antirozaduras, finos y muy, pero que muy cómodos. Y sí, puede parecer todo muy de lógica, pero ¿seguro que esos calcetines que compraste en el mercadillo por tres euros cumplen estas tres máximas?

Ni se te ocurra salir a correr sin calcetines | Pexels

La clave está en su forma y en su composición

Comencemos por la forma. Según esta característica, los calcetines pueden ser de caña alta o de caña baja. Los primeros son los que cubren el tobillo y suelen llegar hasta debajo de la rodilla, mientras que los segundos ‘mueren’ en el tobillo. Aunque los de caña alta aportan mayor sujeción al tobillo, bien es cierto que su uso está más recomendado en estaciones frías, ya que en verano hará que nuestras piernas traspiren un poco peor.

En cuanto a la composición del calcetín, hay tres tipos de tejidos entre los que puedes (y debes) elegir.

- Fibra de seda

Es el más caro, pero el más eficaz. La fibra de seda es un aislante natural por lo que tu pie prácticamente no notará el sudor. Además, su tacto es suave evitando rozaduras. Indicado especialmente para correr distancias largas, su única pega es que se deterioran rápidamente. Ve ahorrando.

- Lana merino

La reina de la corona runner. Repele el agua, mantiene nuestra temperatura corporal estable (tanto en invierno como en verano), no produce picores ni irritaciones (porque sus fibras son muy finas), tiene propiedades antimicrobianas que retrasan la aparición de los malos olores, absorbe la humedad (incluso mojada sigue siendo cálida), repele la suciedad (porque contiene menos humedad que la lana convencional y esto hace disminuir la electricidad estática) y protege de los rayos UV porque contiene queratina. ¿Alguien da más?

- Materiales sintéticos

Estamos hablando del nylon, la lycra… Todos ellos están a medio camino entre la fibra de seda y la lana merino. Son bastante económicos, duran bastante y son, por lo general, muy cómodos evitando roces, ampollas…

Dime qué runner eres y te diré qué calcetín necesitas

En las tiendas también podrás encontrar diferentes tipos de calcetines dependiendo qué tipo de corredor eres. Partiendo de esta premisa, encontramos tres opciones.

- Runner básico

Cómodos y normalmente con algo de algodón en su composición, están pensados para personas que se están iniciando en el arte del Running o para gente que sale a correr de manera ocasional. En estos casos, la comodidad supera a la transpiración.

- Runner intermedio

Aquí entran los runners que entrenan de 3 a 5 días y que pueden acudir a alguna competición. Para ellos, los calcetines tienen refuerzo en el talón y en la zona de los dedos, no llevan costuras (y si las llevan son planas) y están confeccionados con tejidos multicanal que mejorar la ventilación.

- Runner avanzado

Hablamos de un runner tapa negra. El que entrena todos los días y compite a un nivel superior. En este caso, los calcetines son más ligeros, no tiene costuras, su corte es anatómico y se diferencia entre pie izquierdo y pie derecho, son elásticos, transpiran bien y cuentan con un tratamiento antibacteriano para que no se deterioren pronto.

¿Aún sigues pensando que los calcetines no son importantes? Creía.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.