También multitudinario fue la cita organizada en diciembre de 2008 por Sun Bowl Association en Texas, Usa, en el que se dieron cita 40.148 personas bailando la famosa coreografía de “YMCA” de Village People.

 

Más terrorífico debió ser ver bailar a 13.597 personas el “Thriller” de Michael Jackson. Un evento organizado por el Instituto de la Juventud del Gobierno del Distrito Federal en el Monumento a la Revolución, que entró en el libro en agosto de 2009.

 

Entre los bailes más tradicionales y curiosos, nos encontramos con los 5.255 tailandeses ataviados con sus trajes regionales en un evento convocado en Udon Thani, Tailandia, en enero de 2014.

Baile multitudinario | Guinness World Récord

En julio de este año 260 bailarines mejicanos imponían un nuevo récord en Teotihuacán al participar en la danza ceremonial más grande del mundo. Una danza ancestral en la que pudieron verse instrumentos como el huehuétl, teponaztli, ocarina y atecocolli, entre otros.

 

Ritmos Latinos

Los récords relacionados con los ritmos latinos también pueblan las páginas del Guinness. El pasado mayo los laboratorios farmacéuticos Boehringer Ingelheim lograban la marca al organizar la mayor clase de samba en cinco países, bailando de forma simultánea con 689 participantes.

Una tontería si nos fijamos en la mayor clase de zumba colectiva en la calle, que se celebró en Mandaluyonk, Filipinas, y que contó, nada más y nada menos que con 12.975 participantes.

 

En lo que se refiere al merengue, la clase más numerosa tuvo lugar en el Fremont Street Experience de Las Vegas, en Nevada, en un local que congregó a 252 participantes bailando merengue durante 30 minutos. La idea de batir el récord era visibilizar y promover un estilo de vida saludable.

 

Y no podía faltar la bachata, que aparece en los registros del Guinness con un evento organizado en marzo de 2016, por Danza Fuerte en Kalamata, Grecia, en el que participaron 370 parejas.

 

A la española

En España también nos gusta aparecer en el Guinness World Récords y suele ser con los múltiples bailes regionales de nuestro territorio. Muy sonada fue, el pasado mes de abril, una iniciativa de la Asociación de Autismo de Segovia que consiguió reunir a 727 personas bailando jota, con sus respectivos trajes regionales, frente al Acueducto. El objetivo, concienciar y visibilizar un trastorno como el autismo, a través de la danza.

 

En el País Vasco, Julen Conde Sarasua, de la asociación Betizutik Elkarte Soziokulturala, consiguió reunir en Lezo a 895 personas interpretando “el baile de Muxikos”, en octubre de 2016. De esta forma pretendieron mostrarle al mundo entero la riqueza cultural del País Vasco.

Y del norte al sur, Pascual González (miembro de Cantores de Híspalis) reunió, en mayo de 2012, a 1.556 cordobeses bailando sevillanas al mismo tiempo.

 

Más difícil todavía

Y no podían faltar Guinness World Récords que desafían los límites de lo posible. Una peonza humana podríamos decir que es Marina Femia, de Italia, que rompió el récord dando 195 giros en pareja en un minuto gracias al impulso de Alexander Caicedo. Tuvo lugar en Roma, en marzo de 2010.

 

El maratón de baile más largo se lo llevó la pareja compuesta por Brett y Jennifer Griswold, de Estados Unidos, que estuvio 38 horas y 30 minutos bailando tango en Hawaii en diciembre de 2014.

 

Y para terminar, un récord que incluía un elemento externo, una sombrilla. Tuvo lugar en Tarnetar, India, en septiembre de 2016 y reunió a 1.996 participantes realizando la misma coreografía con un paraguas.

 

Todavía hay cientos de Guinness World Guinnes libres, así que… sólo hay que ponerle ganas e imaginación.