HACER EL "ÁNGEL" ES POSIBLE

HACER EL "ÁNGEL" ES POSIBLE

Ponte más cachas que Patrick Swayze en Dirty Dancing entrenando y bailando en pareja

Culo, piernas, cintura, torso… os hemos contado cómo trabajan las mujeres su musculatura al bailar pero… ¿y ellos? ¿qué puede el baile hacer por sus cuerpos? Si bien es un ejercicio aeróbico y tonificante para ambos sexos, con disciplinas específicas se puede convertir en el mejor aliado para conseguir unos brazos potentes y unos abdominales y piernas de hierro. Este verano entrena acompañado al más puro estilo “Dirty Dancing” y multiplica por dos los resultados.

Ponte más cachas que Patrick Swayze en Dirty Dancing entrenando y bailando en pareja
Fotograma de la película "Dirty Dancing" | Agencias

Entrenar o bailar solo es una opción como otra cualquiera, pero tal vez no resulte la más divertida. En cambio hacerlo acompañado se puede convertir en la mejor manera de compartir aficiones, a la vez que se multiplican los resultados físicos.

De unos años a esta parte los ritmos latinos se han profesionalizado y son muchos los bailarines que han decidido incluir en sus coreografías portés, acrobacias y trucos espectaculares con elevaciones de la mujer y posiciones imposibles.

El trabajo del hombre para conseguir resolver con eficacia y seguridad estas disciplinas es arduo, pues requiere de mucha constancia y horas de entrenamiento específico. Si quieres mejores resultados que en el gimnasio, trabaja brazos, piernas y abdominales entrenando con ella.

Ante todo, técnica
Es necesario decir que el trabajo acrobático en el baile es algo muy serio que precisa de expertos en la materia que nos enseñen a realizar este tipo de entrenamiento con seguridad. Despegarse del suelo implica un riesgo que se minimiza poniéndose en manos de profesionales.

La técnica para realizar portés tan conocidos como el famoso "Ángel" de "Dirty Dancing", es crucial a la hora de poder utilizarlas al bailar, convirtiendo una coreografía en algo espectacular. Daniel, bicampeón del mundo de bachata, acostumbrado a realizar este tipo de trabajo, nos cuenta que "el chico tiene que mantener la postura de la espalda, los hombros y la cadera alineados, para que no sufra ni cargue peso la zona muscular, sino que lo absorba la parte esquelética del cuerpo que es la que mantiene el peso equilibrado".

Hoy es habitual encontrar en muchas academias y congresos clases regulares y masterclass de acrobacias y portés para aquellas parejas que, aunque a nivel aficionado, quieran aprender los entresijos de esas espectaculares cogidas.

Ponte más cachas que Patrick Swayze en Dirty Dancing entrenando y bailando en pareja

Trabajo muscular
Si la técnica es crucial, no lo es menos el trabajo muscular de preparación previa. "Para el tema de las acrobacias lo más importante en el hombre es el tren inferior y el core, es decir trabajar mucho la zona lumbar, abdominales y oblicuos, más que cualquier otra cosa, porque el peso de la chica y el cuerpo se controlan con tren inferior y abdominales, además de tener mucho equilibrio y echarle muchas horas", asegura Daniel.

Aunque en casi todas las acrobacias y portés es el hombre el que eleva a la mujer, que se haga correctamente no depende solo de ellos. Es igual de importante que ellas tengan una musculatura fuerte y la técnica específica que ayude al hombre en las elevaciones. Tensar los abdominales, o una rigidez propia de una tabla son necesarias para "pesar menos al subir" y que el trabajo y el esfuerzo sean compartidos.

Entrenamiento conjunto
Daniel y Desirée nos explican que es muy eficaz el entrenamiento conjunto, para ir ganando fuerza, equilibrio y seguridad. "Para potenciar la fuerza, básicamente en el tren inferior, lo más importante es hacer dos millones de sentadillas (se ríe)… sentadillas libres, sentadillas con la chica encima y variando el ángulo de las piernas, con una sola pierna, etc. Para los abdominales el mejor trabajo son los ejercicios isométricos, en parado y de fuerza concentrada como flexiones o dominadas.

Contrariamente a lo que se pueda pensar, no es necesario ni excesivamente útil el trabajo con pesas porque ese tipo de entrenamiento llena el músculo de sangre, lo que conocemos como sarcoplasma y lo que estamos buscando es trabajo sarcomérico, que nos proporcione fuerza real".

Sentadillas, lumbares, flexiones, abdominales, oblicuos, fondos haciendo el pino con el propio peso… todo te permitirá adornar tu baile con algún porté espectacular, a la vez que fortaleces todo tu cuerpo.

Anabel Poveda | @anabelpoveda | Madrid | 18/08/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.