BAILARINES AUTODIDACTAS EN EL S.XXI

BAILARINES AUTODIDACTAS EN EL S.XXI

¿Puede un tutorial sustituir a un profesor de baile?

¿Os acordáis de esa época en la que para aprender a bailar era necesario ir a tomar clase? Las plataformas de contenido audiovisual se han convertido en improvisados profesores de baile para millones de personas. Se multiplican las opciones, sí, pero ¿puede un vídeo suplir a un maestro en vivo? La polémica está servida.

¿Puede un tutorial sustituir a un profesor de baile?
¿Puede un tutorial sustituir a un profesor de baile? | istock

El mundo digital ha invadido nuestras vidas y nuestras aficiones. Internet se ha convertido en la nueva biblia del siglo XXI y, si hay todo un universo dentro del mundo cibernético, el baile no se queda atrás. ¿Eres de esos que han aprendido a bailar mirando cómo lo hacen otros? ¿Eres fan de los tutoriales que te enseñan los pasos básicos de mil ritmos diferentes? ¿El talento se hace o se nace con él? Enseñanza reglada o autodidactismo, clases presenciales o vídeos, el debate está más candente que nunca.

Conocimiento a golpe de click es lo que nos ofrecen cientos de páginas de internet que nos invitan a aprender a bailar sin movernos del salón de nuestra casa, y se han posicionado como la opción número uno para aprender a moverse a los ritmos más dispares. Cada vez son más los aficionados a la danza que reconocen ser autodidactas, o haber aprendido a base de mirar y repetir.

A favor
En medio de una corriente imparable que se ha convertido en un estilo de vida, salen a la luz personas, e incluso niños que, sólo viendo vídeos, con mucha perseverancia, han aprendido a bailar con resultados realmente sorprendentes.

Estas son las principales ventajas:

-       Los estilos y las opciones son ilimitados

-       Puedes repetir las veces que quieras

-       Se pueden ralentizar las imágenes en busca de detalles y estilo

-       Es fácil comparar formas de bailar una misma disciplina

-       Tienes un número infinito de profesores

-       Es gratis

-       Tú eliges cómo, cuándo y dónde

-       Puedes aprender con profesionales de cualquier parte del mundo

En contra
Para los que venimos de lo analógico, sabemos la importancia y el valor de la enseñanza presencial. Se puede aprender mirando pero… ¿quién te dice cómo lo estás ejecutando? Tiene sus desventajas:

-       Nadie te corrige y motiva

-       Tú nunca puedes ser tan crítico contigo mismo como un profesional

-       No sociabilizas ni compartes hobbie con otras personas

-       Te vuelves cómodo

-       Puedes viciar formas de bailar hasta llegar a lesionarte

-       Tu proceso de aprendizaje no tendrá una progresión lógica

-       Sólo querrás aprender lo que te resulta fácil

-       Puedes aprender, sin saberlo, de gente que no tiene nada que enseñar 

Anabel Poveda | @anabelpoveda | Madrid | 11/04/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.