PROYECTO SOLIDARIO

PROYECTO SOLIDARIO

Cine gracias al pedaleo: así es el proyecto social que está recorriendo África

Dos españoles recorren África en bicicleta para llevar el cine a los lugares más apartados del continente.

Carmelo en Ifni
Carmelo en Ifni | Cinecicleta

El viaje de Carmelo e Isabel bien podría ser el guion de una película. El pasado septiembre, esta pareja de españoles, amantes del cine y de la bicicleta a partes iguales decidieron lanzarse a la aventura y recorrer África llevando la emoción del séptimo arte a los lugares más recónditos, pero lo harían de manera sostenible: sobre las dos ruedas.

 

Así, con dos bicis diseñadas especialmente para el proyecto y no sin llevar una buena dosis de nervios en sus mochilas, comenzaron su viaje desde Madrid, con una meta fijada: Madagascar. “Elegimos África porque es donde creímos que íbamos a ser mejor bienvenidos y porque era el continente donde más podía impactar este proyecto. Por ahora calculamos que tenemos recursos para un año, pero estimamos que el viaje deberá durar dos hasta Madagascar”, explica Carmelo a través de un email desde Essaouira.

Isabel durante el viaje

El día a día de estos dos aventureros consiste en pedalear de una localidad a otra del continente portando consigo un equipo que permita a los residentes de las distintas zonas disfrutar de una velada cinematográfica.

“La mayoría de las personas que nos encontramos caminando, en moto, en burro, en bici o en coche nos sonríe, nos aplaude, nos da la bienvenida y nos felicita ¡Es todo un subidón!”, cuenta Carmelo en “Cinecicleta”, la página donde relata su viaje. “Nuestro objetivo es ir exhibiendo en todos los sitios donde se nos permita, pequeñas aldeas, pueblos, plazas… No necesitamos una toma de corriente, sino que es el público pedaleando, el que hace funcionar el cine”.

Así, una vez que la pareja llega a una localidad, su arribo se convierte en una fiesta que consigue que los habitantes rompan con sus rutinas y disfruten de una noche de cine gratuita. A los espectadores sólo se les pide una cosa: algunos voluntarios para pedalear y generar así la energía necesaria para reproducir el filme.

A lo largo de estas veladas Carmelo e Isabel ya han podido conocer a un sinfín de personas que les han mostrado su gratitud por la labor que llevan a cabo. “Parece increíble que al acabar la jornada de pedaleo y acercarse la fría noche, puedas encontrar sin demasiado esfuerzo a alguien que te invite a su casa a descansar, cenar, dormir, desayunar y reconfortarte sin pedir nada a cambio; parece difícil que esto ocurra ¿no?”, reflexiona Carmelo en un blog.

Después hay que partir para llevar esa misma emoción a otros rincones.  “Esa es una de las zonas amargas de un viaje, la de la continua traslación, que dejas atrás lo que te gusta y lo que no y que en nuestro caso, por ahora, siempre es lo primero”.

Sin embargo, hasta conseguir poner en marcha este proyecto han pasado años y han superado varios escollos. En 2012 Carmelo quería lanzarse ya a la aventura, pero en aquel momento, con la tecnología existente se necesitaban tres personas para mover las dinamos que producían los 400 vatios que requieren la proyección de las películas.  Ahora, gracias a los acumuladores se puede ahorrar energía y se consigue que haya un margen de tiempo para que cuando se para el pedaleo se pueda cambiar de un ciclista a otro sin parar la película.

Mientras iba mejorando esa tecnología, la pareja recorrió en bici distintos puntos de la geografía española proyectando películas en plazas, asociaciones, colegios... Sin embargo, lamentan que no haya un apoyo más  sólido por parte de las instituciones a este proyecto que pretende inspirarse en las misiones pedagógicas de la Segunda República.

“En Marruecos hemos constatado lo que ya habíamos experimentado en los dos años previos a la partida. Que en España las instituciones públicas ni siquiera se planteen apoyar un proyecto como este no sorprende a nadie, y a nosotros menos que no gastamos demasiada energía en comprobarlo; que en un país como Marruecos donde una no tiene tantos recursos para manejarse continúe ese ninguneo por parte de las mismas tampoco nos sorprende, sobre todo cuando lo único que vamos buscando es una noche de alojamiento donde sea, nunca dinero”, lamenta Carmelo.

Si quieres ayudar a que Isabel y Carmelo completen su aventura, en Cinecicleta encontrarás toda la información que necesitas para ello.

Laura Sanmartí @Correryfitness | Madrid | 17/01/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.