CONSEJOS PARA EVITARLAS

CONSEJOS PARA EVITARLAS

Cómo evitar las hemorroides por culpa del sillín de la bici

A pesar de sufrirse en silencio ahí están, y aunque la vida sedentaria es una de las razones que las provoca el deporte puede ser igual de traicionero.

Sillín de bicicleta
Sillín de bicicleta | Pixabay

El doctor Javier Jiménez Miramón, Jefe de Sección de Coloproctología del Servicio de Cirugía General y Digestivo del Hospital Universitario de Getafe, lo tiene claro: "En general, la vida sedentaria favorece el estreñimiento y la congestión de la zona pélvica, por lo que la práctica de deporte es buena para evitar el desarrollo y síntomas de las hemorroides”.

Sin embargo, añade, que el deporte de competición, tiene efectos perjudiciales para el organismo, que pueden ser contrarrestados con un entrenamiento y una técnica muy depurados. En definitiva, deportes como correr o la natación, pueden utilizarse como alternativa.

También avanza que hay otros deportes, como el ciclismo o la equitación, que son menos aconsejables, aunque tampoco son los peores pues no favorecen la aparición de hemorroides, aunque sí su irritación por el traumatismo repetido. Si hay que buscar uno que los pueda originar hay que bajarse de la bicicleta o el caballo:

"El tejido hemorroidal es una zona de la mucosa del recto rica en vasos, constituye un anillo, como una almohadilla en el interior del canal anal que contribuye a la continencia. Los esfuerzos, como toser, la defecación dificultosa, levantar pesos, el embarazo, provoca el deslizamiento de este tejido hacia fuera del ano, cuando cesa el esfuerzo vuelven a su posición inicial. Cuando esto se fuerza, el tejido hemorroidal puede quedar permanentemente fuera, facilitando su traumatismo” explica el doctor dando la clave de los deportes que favorecen su aparición.

Los deportes que requieren grandes esfuerzos contribuyen al desarrollo de hemorroides

Si ya están ahí y la molestia es soportable, podemos seguir unos consejos para hacerlas compatibles con nuestras prácticas deportivas:

"En el ciclismo la mayoría de los síntomas no provienen de las hemorroides, sino más bien del traumatismo local ocasionado por el asiento, pueden evitarse utilizando asientos y vestimenta de calidad y adecuados para cada deportista. Lubricar la zona anal con vaselina, previene y alivia las molestias. En general se recomienda una alimentación rica en fibra y agua abundante para prevenir el estreñimiento. Cuando los síntomas son muy marcados se debe dejar de practicar el deporte temporalmente", explica el doctor.

Los remedios caseros son para los casos leves, si existe abultamiento perianal permanente o un dolor intenso Jiménez Miramón recomienda ponerse en manos de un especialista. Con la salud no se juega, sobre todo cuando sabemos que las malas noticias no acaban aquí.

"Estos deportes producen igualmente traumatismo de la próstata, se ha descrito prostatis, e incluso impotencia en relación con la práctica de ciclismo durante largos periodos. no se ha encontrado relación con el cáncer de próstata", concluye.

Una de cal y otra de arena, en todo caso parece imprescindible elegir una bicicleta con un asiento que no comprima el perineo. Menos presión y menos esfuerzos para una vida sin hemorroides.

Gemma Añino | @Gac_md | Madrid | Actualizado el 17/07/2018 a las 15:58 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.