No nos engañemos. La mayoría de las personas que comienzan una rutina fitness lo hacen con la esperanza de conseguir un milagro respecto a su forma física. Horas y horas en el gimnasio para intentar cincelar un cuerpo 10 como el del David de Miguel Ángel para, en muchos casos, parecerse más bien a David, pero el gnomo. ¿Por qué las pesas, el cardio y los abdominales no surten el efecto deseado? Porque estás dejando de lado la alimentación. Y, dejadme que os diga una gran verdad universal del mundo fitness. Jamás conseguirás los resultados que te has propuesto si tu workout y tu dieta no van de la mano.

Comer de manera sana hará que tu organismo tenga la suficiente energía como para afrontar cualquier entrenamiento que te propongas y, además, te ayudará a eliminar de forma natural muchas de las toxinas que hacen que no salga a la luz ese six-pack tan deseado.

De la misma manera que pesas, cintas, mancuernas y aparatos de todo tipo te ayudan a cuidarte por fuera, hay un maravilloso utensilio de cocina que contribuirá a que tu alimentación participe activamente en los resultados de tu workout. Y mira tú por donde, curiosamente, su nombre se forma con tres de las letras de la palabra workout. Estamos hablando del WOK.

¿Qué es el WOK?

Ni más ni menos que un recipiente de cocina similar a las sartenes de toda la vida, pero con una pequeña (gran) diferencia. Tiene la peculiaridad de ser una sartén cuyo fondo tiene forma abombada. Originaria de China, el wok es ligero, redondo, bastante profundo y con asas.

La presentación del plato ya es cosa tuya. | Pxhere

¿Por qué es un aliado de tu alimentación?

Se necesita muy poco aceite

Su forma abombada hace que el calor se distribuya de manera uniforme haciendo que la propia grasa de los alimentos que vayamos a cocinar sea suficiente para su elaboración. No obstante, el wok está especialmente indicado para saltear, cocinar al vapor y cocer. Tres formas de preparar los alimentos de manera sana. ¡Bingo! Cierto es que también puede utilizarse para freír e incluso aquí también encontramos una ventaja. Los alimentos fritos en el wok quedan dorados y crujientes por fuera, pero bien cocidos por dentro. Esto significa que su valor calórico es menor que si los friésemos en una sartén tradicional que necesita más aceite y no distribuye de manera eficiente el calor por toda su superficie.

Punto justo de cocción

Otra ventaja más de su curioso diseño es que se consigue la temperatura óptima para los diferentes ingredientes que vayas a cocinar en él. Algo que en una sartén tradicional es muy difícil de lograr. Esto ocurre con el wok porque su base cóncava y sus paredes altas, unos 10 cm aproximadamente de profundidad, hacen que el calor se distribuya de manera uniforme y lenta. De esta manera, los ingredientes que estemos cocinando siempre vuelven al centro, haciendo que estén en contacto permanente con la superficie de cocción.

Rapidez

Uno de los principales motivos por los que la gente come mal (y tú también, asúmelo) es por falta de tiempo. Tras pasar por el gimnasio, lo que menos nos apetece es ponernos a cocinar. Sin embargo, la forma abombada del wok hace que alcance en pocos segundos la temperatura óptima para cocer, asar o freír los alimentos y así podrás disfrutar de un plato sano y bajo en calorías en menos que canta un gallo.

Versatilidad gastronómica

Piensa en un alimento. ¿Lo tienes? Pues lo puedes cocinar en el wok. Otra de sus ventajas es que en él se pueden preparar verduras, carnes, mariscos, pescados, huevos, pastas, cereales… ¡e incluso fruta! Eso sí, si los cortas en trozos su preparación será incluso más rápida. De nada.

Potencia el sabor y el color

Lo sé, la segunda te parece una tontería, pero está demostrado que la tonalidad de los alimentos actúa como una suerte de reclamo en muchos de nosotros. El wok no solo acentúa de manera positiva el sabor de todos ellos, sino que los hace ‘brillar’ en el buen sentido haciendo que queramos devorarlos. Por lo que respetarás aquello de no saltarte ninguna comida. Un hábito malísimo para cualquiera que desee perder peso.

Por todo ello, ya estás tardando en hacerte con un wok. Te aseguro que tu workout lo notará.