HÁBITOS RECOMENDABLES

HÁBITOS RECOMENDABLES

Diez cosas que ya deberías estar haciendo a los 20

El tramo entre los 20 y los 30 años puede ser clave para definir el futuro de una persona. Te aconsejamos diez hábitos que repercutirán positivamente en tu salud física y mental.

Jóvenes disfrutan de un evento
Jóvenes disfrutan de un evento | Miles Willis (Getty)

Seguro que te interesa

¿Se puede disfrutar de la vida al máximo y llegar a los 30 en un estado de razonable serenidad? En 'Correr y Fitness' estamos convencidos de que sí.

La veintena es uno de los períodos en los que las personas establecen más hábitos que permanecerán inalterables durante el resto de la vida. Por este motivo, es buena idea ir modificando paulatinamente nuestra conducta para adoptar rutinas que repercutan positivamente en nuestro cuerpo y nuestra mente. Os proponemos diez cosas que ya deberíais estar haciendo si tenéis entre 20 y 30 años:

1. Mantén una vida activa

Una mujer practica running | Pixabay

Es probable que si no adoptas el hábito de hacer ejercicio a los veinte te sea muchísimo más difícil recuperar el ritmo en una etapa posterior de tu vida. El sedentarismo repercute muy negativamente en la salud, motivo por el cual los médicos recomiendan realizar algún tipo de actividad física al día. Además, la vagancia también puede ser perjudicial a nivel psicológico, ya que puede llevar al inmovilismo y a la frustración. En definitiva: aprovecha tu juventud y lánzate a cualquier plan que se te plantee.

2. Come de todo y aprende a cocinar

Desayuno | Pixabay

La comida es un factor fundamental de nuestro desarrollo físico y mental. En muchos casos, la veintena es la etapa en la que empezamos a establecer por nuestra propia cuenta nuestras rutinas de alimentación, por lo que nunca está de más el ir adoptando buenas costumbres. Conviene seguir una dieta variada, que incluya verduras, frutas y pescados, entre otros, así como no abusar del azúcar. En este sentido, tampoco se debería abusar de la comida rápida, así que aprender a cocinar es una tarea imprescindible para todos aquellos que quieran mantener una vida sana.

3. Evita excesos

Los hombres se vuelven mas agresivos que las mujeres con el alcohol | Sinc

Las estadísticas indican que es probable que consumas alcohol si tienes una edad comprendida en la veintena. Aunque no abogamos necesariamente por una vida 100% abstemia, sí que conviene ejercer algo de autocontrol en lo que refiere a bebidas alcohólicas, tabaco o drogas. Cada uno de los excesos en los que incurras durante tu juventud te terminará pasando factura de un modo u otro en el futuro. Además, las resacas comienzan a ser mucho peores a medida que se acerca la treintena. Llegará un momento en el cual no te convenga beber en exceso por todo el tiempo que pasarás recuperándote en casa, más allá de las obvias consecuencias negativas para la salud.

4. Viaja y conoce mundo

Viajar con alergias alimentarias | pxhere

Viajando a lugares nuevos no sólo disfrutarás de experiencias inolvidables que muchas veces pasarán a formar parte de tu anecdotario vital; también entrarás en contacto con otras culturas y con puntos de vista diferentes que te enriquecerán como persona. Aprovecha cualquier oportunidad para conocer gente nueva en los lugares más inverosímiles. Por otro parte, aprender idiomas siempre es mucho más fácil cuando se es joven.

5. Busca un trabajo que te haga disfrutar

El cocinero Ángel León, chef del restaurante gaditano Aponiente | EFE

Aunque cada vez los jóvenes tienen más clara la importancia de ejercer la profesión que a uno le gusta, lo cierto es que nunca está de más el recordarlo. Uno de los aprendizajes más duros de la etapa adulta consiste en asumir que probablemente termines pasando más tiempo en tu lugar de trabajo que en tu casa o en cualquier otro sitio. Si sientes pasión por lo que haces, evitarás enfermedades tan comunes como la depresión o el estrés. Otra buena idea es no quedarte necesariamente en el primer puesto de trabajo que encuentres. Varía y prueba otras opciones: te enriquecerá tanto en lo personal como en lo profesional.

6. Aprende a gestionar el tiempo

Reloj despertador | Pixabay

Una de las cualidades que hay que adquirir a los veinte es la capacidad para gestionar el tiempo de una forma productiva. Ganar dinero es importante, pero mucha gente que comienza a trabajar se da cuenta pronto de que el tiempo libre vale más que el oro. Buscar hobbies y aficiones que te aporten algo contribuirá a alimentar tu creatividad y tus inquietudes como persona. Eso sí, no te agobies y no pretendas hacer más actividades de las que realmente eres capaz de hacer.

7. Desconecta

Los beneficios de la meditación | Getty Images

En un mundo globalizado en el que las nuevas tecnologías nos bombardean con información de forma acelerada, conviene pisar el freno y saber abstraerse de redes sociales y entornos similares. Realizar actividades que te permitan desconectar te ayudará a reducir el estrés y a conocerte mejor. No todo se basa en el cuidado físico: tener tiempo para uno mismo es muy importante a la hora de evitar enfermedades mentales y trastornos similares.

8. Aléjate de personas tóxicas

Payaso malvado | Pixabay

Otro de los aprendizajes esenciales tanto en la adolescencia como en la juventud consiste en saber seleccionar qué tipo de personas queremos que esté a nuestro lado. De esta manera, iremos adquiriendo inestimables amistades a lo largo de nuestra vida al mismo tiempo que evitamos que personas nocivas puedan ejercer una mala influencia sobre nosotros. La pregunta que hay que hacerse a la hora de decidir si mantener el trato con alguien siempre es la siguiente: "¿me aporta algo esta persona en mi vida?"

9. Refuerza tu autoestima

Mujer feliz | iStock

La juventud es un período vital lleno de retos e incertidumbres. En este contexto, es normal que perdamos la perspectiva y creamos que no somos capaces de lograr todo lo que nos planteemos. Esto no suele ser cierto. Eso sí, conviene conocerse a uno mismo y ser consciente de las limitaciones propias. Sólo así conoceremos nuestro verdadero potencial. En este sentido, cuanto antes asumamos que nos equivocaremos y que cometeremos numerosos errores, antes podremos aprender y evolucionar.

10. No te exijas demasiado

Mujer feliz | iStock

No hay que olvidar que la veintena es una etapa vital en la que, ante todo, hay que pasárselo bien. Cuanto antes adoptemos hábitos positivos y saludables, mejor afrontaremos nuestro futuro, pero en ningún caso hay que obsesionarse. Es importante saber cuándo vale la pena permitirse la licencia de romper las normas y dejarse llevar. Al fin y al cabo, una actitud rígida y encorsetada ante puede originar una frustración enorme que podría permanecer latente durante el resto de nuestras vidas.

Seguro que te interesa

Correr y Fitness
  Madrid | 30/04/2019

Más noticias

Los mas vistos

Guía Infantil

La mejor guía para los papás

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.