Podría parecer ciencia ficción, pero no lo es. ¿Por qué no usar precisamente la tecnología y los smartphones para luchar contra el encorvamiento producido, en su gran mayoría, por estos mismos? No lo decimos nosotros, lo dice un reciente estudio llevado a cabo por investigadores del Centro Médico Cedars-Sinai (Los Ángeles, California). Según los datos que manejan, en los últimos años se ha producido un aumento de los casos de dolor de cuello y de la parte superior de la espalda relacionados con las malas posturas al utilizar los teléfonos móviles y mirar hacia abajo para ver sus pantallas.

Vaya, que de poco nos sirve pasar horas y horas en el gimnasio si luego estamos las mismas contestando WhatsApps o comprando online desde nuestro móviles. De ahí que más de 13.000 personas (que se dice pronto) confiaran en la utilidad de UPRIGHT GO, un revolucionario invento que surgió en la plataforma de crowdfunding Kickstarter y que consiguió una financiación de un millón de euros.

¿Qué es y cómo funciona?

UPRIGHT GO es un dispositivo de unos 2,5 centímetros que, gracias a su tecnología punta, es capaz de detectar cuando tu espalda no está en la posición correcta y, por lo tanto, tu cuerpo no está erguido. Para ello, lo primero que debes hacer (después de comprarlo, claro está), es coger tu Smartphone (ya sé que te he dicho antes que era malo, pero es lo que hay) y descárgate la aplicación UPRIGHT GO (disponible para IOS y Android) para comenzar a andar ‘más tieso que un palo’.

Estas pantallas pueden mejorar mucho tu postura, aunque no lo creas. | Uprightpose.com

En segundo lugar, coloca el aparato justo en la mitad de la parte superior de tu espalda, tal y como se indica en estas fotografías.

¿Magia? No, tecnología | Uprightpose.com

Y tranquilo que no se sostienen por arte de magia (esto no es Hogwarts). Unos adhesivos hipo alergénicos (vienen 10 incluidos con el dispositivo y se pueden comprar más por separado) se encargan de mantenerlo en su sitio. Solo debes desinfectar la zona con alcohol y, si eres cuidadoso, cada adhesivo te durará unos 10 días, aproximadamente.

Una vez colocado en tu cuerpo y con la aplicación instalada en tu móvil es cuando tú y tu columna deberéis hacer el resto. Tras calibrar el dispositivo (tu móvil te pedirá que te pongas recto y te encorves un par de veces), cada vez que tu columna se sitúe en una posición incorrecta, UPRIGHT GO emitirá una vibración que hará que seas consciente de que debes corregir tu postura. Aunque no siempre ocurrirá esto. Depende del modo en el que uses el dispositivo.

Existen dos modalidades: training (entrenamiento) y tracking (rastreo). En el primero, el dispositivo te retará a mantener una postura adecuada durante unos minutos (empezarás por cinco e irás subiendo día a día) justo cuando lo actives. Después, y durante el resto de la jornada, vibrará cada vez que te encorves.

En el segundo, la vibración desaparecerá y solo mandará los resultados a la app. Es decir, que este modo solo está indicado para personas que ya hayan aprendido a darse cuenta por sí solas de que no están manteniendo una postura saludable y la corrijan casi sin ser conscientes de ello. Sin embargo, para no ir vibrando por todas partes, es muy probable que en el trabajo debas ponerlo en tracking. Por lo menos al principio.

Finalmente, y al llegar a casa, podrás comprobar las estadísticas y la propia aplicación te mostrará el tiempo que has permanecido erguido y el que has ‘fallado’ y has estado encorvado.

¿Cuáles son sus ventajas?

Según sus creadores, su principal beneficio es que reduce los dolores de espalda. Obvio, por otro lado, si tenemos en cuenta que al permanecer erguidos nuestras cervicales y columna vertebral no sufren ningún tipo de estrés. ¿Algo más? Aumenta tu productividad. El motivo es que al mantenerte erguido, respiras mejor y llega más oxígeno al cerebro. Casi nada.

Ah, sin olvidar que recuperas centímetros de altura. ¿Alguien da más?