NO RENUNCIES A VIVIR UNA NAVIDAD SABROSA

NO RENUNCIES A VIVIR UNA NAVIDAD SABROSA

Los alimentos 'mágicos' que no te rompen la dieta en Navidad

Sí, estas fiestas podemos continuar con nuestra dieta sin temor a que la báscula nos pase una mala jugada, la clave está en una palabra: sustituir.

¿Cuál es tu receta para Navidad?
¿Cuál es tu receta para Navidad? | antena3.com

Hay que cambiar alimentos hipercalóricos por otros igual de ricos pero más sanos, lo esencial es no relacionar Navidad con exceso: "Hay que mentalizarse y cambiar de perspectiva en lo que se refiere al abuso durante estas fiestas, ya que se pueden celebrar igual si comemos más sano", explica Laura Llorente, nutricionista del centro PRONAF.

Además el cuerpo no entiende de fiestas y sigue manteniendo los biorritmos habituales, que debemos respetar y por lo que el exceso de alimento por la tarde y la noche no es nada recomendable, "ya que las digestiones son más lentas y los alimentos no aportarán más grasa", comenta la doctora, quien ha elaborado un menú alternativo para aquellos que no quieren acabar como Santa Claus.

Lo habitual es que el consumo de dulces y grasas se dispare y no nos resistamos a ninguna tentación que se nos presenta, sin embargo la nutricionista nos enseña que es posible comer rico sin renunciar a postres sabrosos, "un consejo es sustituir estos postres navideños por frutas y macedonias acompañadas de zumos", dice. Unos ejemplos de alternativas de postres navideños serían:

- Brochetas de fruta.

- Manzanas asadas.

- Sorbetes de frutas caseros o Frutas en almíbar.

- Compotas de frutas.

También es recomendable respetar las horas de comida y controlar las cantidades, "decantarnos principalmente por platos más ligeros como verduras cocidas, cremas, consomés Navideños, carnes blancas o pescados. El consejo que hay que transmitir es que sepáis elegir entre toda la oferta que hay para realizarla una comida inteligente", explica la especialista de PRONAF, que nos prepara un menú igual de rico que otros más calóricos.

Aperitivos:

- Almejas a la marinera

- Mejillones al vapor
- Brochetas de langostinos o Hummus

Primeros platos:

- Col lombarda salteada con piñones

- Consomé Navideño

- Cremas de verduras

Platos principales:

-Codornices asadas

- Pavo asado

- Solomillo de pavo con salsa de naranja

- Magret de pato con ciruelas secas y pasas o Solomillo de cerdo

Si no queremos dejar de picotear y nos cuesta resistirnos a meter mano en los platos de los turrones deberíamos saber que el que menos engorda es el de yema tostada con ¡458 calorías por cada 100 gramos!

Una buena alternativa son las frutas deshidratadas, 50 gramos de higos o albaricoques sería una cantidad perfecta, porque además tienen un alto contenido en fibra, hierro y calcio.

Los turrones light no son una muy buena opción, aunque reducen la cantidad de azúcar su contenido graso es elevado y debemos limitar su consumo, y lo mismo ocurre con los que no tienen azúcares añadidos, pensados sobre todo para diabéticos.

El quid está en comer con moderación, y con la bebida igual, elegir bien cuándo queremos brindar y controlar el alcohol por su exceso de calorías vacías. Apunta estos consejos que nos da la nutricionista y será el mejor regalo estas fiestas:

- Nunca pierdas la cuenta de lo que comes, presta atención a todos los alimentos y bebidas que tomes durante las comidas y bebidas navideñas.

- No dejes de moverte, puedes mantenerte activo en estas fiestas saliendo a caminar, bailando, conversando, limpiando o cocinando. Cualquier actividad es buena para sumar calorías quemadas que compensen los mayores ingresos de energía.

- Recuerda ser moderado al comer y beber aún los alimentos más sanos, pues éstos también suman calorías.

- Escucha tu cuerpo y detente de vez en cuando a analizar si aún tienes hambre o estás comiendo simplemente por 
gula.

- Disfruta de cada bocado que comes, saboréalo y saca el mayor provecho posible al mismo comiéndolo poco a 
poco. De esta forma, comerás menos.

- No te prohibas, lo prohibido genera más deseos, en cambio si te permites comer de todo y aquello que más te gusta, 
pero siempre escuchando al cuerpo, estando atento y conservando la moderación, puedes lograr mejores resultados.

- No saltes comidas ni ayunes previo a la cena de Navidad, pues acumular hambre implica después comer más 
cantidad y con menor control que si mantenemos el apetito a raya con cada ingesta.

A partir de ahora ya tenemos más claro que engordar no es regla indispensable, podemos mantener el tipo comiendo pero con cabeza

Gemma Añino | @Gac_md | Madrid | Actualizado el 17/07/2018 a las 15:19 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.