CAMBIOS EN LOS ETIQUETADOS

CAMBIOS EN LOS ETIQUETADOS

Cómo leer las nuevas etiquetas de tu bebida energética, si eres runner o fiestero

Si has comprado una lata de tu bebida favorita en los últimos días, te habrás dado cuenta (o no) de una serie de cambios que han tenido lugar en la etiqueta. Te los explicamos.

Tanto si eres de los que les gusta beberse una lata de bebida isotónica al finalizar el ejercicio como si eres de los que les gusta juntar bebida energizante con alcohólica (esperamos que no lo hagas mucho), has de saber que hay algo en las bebidas que ha cambiado: las etiquetas.

No lo ha hecho de forma optativa, puesto que proviene de una Ley Europea que se aprobó en 2011 y que hasta ahora no se ha terminado de aplicar en los productos. De hecho, hasta 2016 estarán modificando distintos parámetros.

Si antes tenías dificultad para ver las letras, ahora ya las podrás ver un poco mejor, porque aumenta su tamaño hasta los 1,2 milímetros como mínimo, pero hay más cambios que debes conocer:

1.- Ahora, en lugar de aparecer el nutriente 'sodio', aparecerá el término 'sal', lo que a juicio de la Asociación de Bebidas Refrescantes ANFABRA supone que se informe de una manera menos precisa al consumidor final.

2.- Los aditivos tienen que ir marcados con una E delante del código del mismo, lo que indica que “ha superado los controles alimentarios exigidos para su uso autorizado para la Unión Europea”.

3.- Otro de los cambios que podrás ver en estas nuevas etiquetas es el cuadro de la información nutricional, mucho más preciso ahora. Si antes había bebidas isotónicas que no tenían este cuadro, ahora es obligatorio.

Además, antes de esta nueva regulación, las cantidades se daban en función de 100 mililitros, cuando, por lo general, una lata tiene 330ml, por lo que, si querías calcular cuánto potasio tenía una bebida de este tipo, tenías que calcular el dato por 3,3. Ahora queda expresado en 100ml en el recuadro de la izquierda, y en los 330ml o la capacidad de neta de la lata, para que no tengas que andar haciendo cálculos.

4.- En el caso de las bebidas con alto índice de cafeína (más de 150mg por litro), se les obliga a incluir en la etiqueta la mención: “Contenido elevado de cafeína: No recomendado para niños ni mujeres embarazadas o en período de lactancia” en el mismo campo visual que la denominación de la bebida

5.- Por último, en el nuevo etiquetado también se tiene que hacer referencia a las “ingestas de referencia”, es decir, lo que representa el consumo de esa bebida en la dieta global de una persona, también la “ingesta de referencia en un adulto medio (8400kJ/ 2000 kcal)” y un “icono de energía” en el que se indica lo que supone la bebida de esa lata o botella.

Nacho G. Hontoria | @nachoghontoria | Madrid | Actualizado el 18/07/2018 a las 08:53 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.