COMER SOPA O BEBER AGUA ANTES DE COMER

COMER SOPA O BEBER AGUA ANTES DE COMER

Cómo recortar 500 calorías diarias de tu dieta sin apenas notarlo

Si te mareas sólo de pensar en que tienes que ponerte a hacer dieta y pasar hambre para llegar al verano con un cuerpo medio decente, no te preocupes porque no hace falta. Vamos a ver unos pequeños cambios que puedes introducir en tu alimentación para recortar 500 calorías diarias sin apenas notarlo.

Una sopa antes de comer te evita calorías
Una sopa antes de comer te evita calorías | Pixabay

Come sopa antes de la comida (recortas unas 134 calorías)

En un estudio realizado sobre 60 sujetos, se descubrió que si comían sopa antes de la comida, después comían un 20% menos de calorías (una media de 134 calorías menos). La razón es porque la sopa se compone sobre todo de agua y verduras, y hace que te sientas más saciado justo antes de ponerte a comer.

Come cuando tengas hambre, para cuando estés lleno (recortas 100 calorías)

Parece algo obvio, pero aunque parezca mentira, la mayoría de nosotros comemos de más debido al estrés, aburrimiento, o simplemente porque olemos una suculenta pizza recién hecha. Si crees que te pasa más de lo que debería, debes saber que hay un tipo de entrenamiento donde aprendes a comer con la cabeza, analizando si de verdad tienes hambre, o simplemente te está entrando gula. Comer con la cabeza puede hacerte perder hasta 3 kilos en 10 sesiones.

Pésate una vez a la semana (recortas 100 calorías)

Haz las paces con tu báscula si quieres perder peso. En un estudio con 40 personas que estaban a dieta, la mayoría de ellos, cuanto más a menudo se pesaban, más peso perdían. Siempre dentro de unos límites claro (no sirve pesarse cada media hora). Y es que llevar un registro de tu peso puede hacer que no te salgas del camino hacia tu objetivo. Lo más recomendable es pesarse como mucho dos veces por semana, a primera hora, y con el estómago vacío.  Si nos pesamos cada día, nuestro peso puede variar en función de lo que hayas comido la noche anterior o de cómo hayas dormido.

Desayuna con proteínas, frutas y verduras (recortas 100 calorías)

Desayunar regularmente puede ayudarte a perder peso y a mantenerte. En un estudio se preguntó a 147 personas delgadas que no hacían dieta, que compartieran sus hábitos en el desayuno.

El 94% de ellos, desayunaban regularmente, y más de la mitad incluían fruta y verdura. La investigaciones también muestran que los que se saltan el desayuno tienden a engordar más, ya que suelen ingerir más calorías a lo largo del día. Despertar a tu metabolismo es la clave para perder peso.

Bebe un vaso de agua antes de las comidas (recortas 125 calorías)

Esto seguramente que lo hayas oído más de una vez. Pero debes saber que lo importante es la cantidad de agua que bebes, y el momento en el que lo haces.  Y es que beber poco menos de medio litro, media hora de la comida, puede hacer que ingieras hasta 125 calorías menos.

Eso se demostró en un estudio llevado a cabo sobre 84 personas adultas obesas, a las que se les dio una pauta de cómo llevar una alimentación equilibrada. Después se les dividió en dos grupos, al primero se les dijo que bebieran medio litro de agua, media hora antes de las comidas, y a los segundo que visualizaran que estaban llenos y saciados antes de cada comida. Pues bien, los sujetos del primer grupo perdieron una media de 250 gramos, 80 gramos más que el grupo que se imaginaba que estaban saciados.

Álvaro Pedroche | @fitnessasesores | Madrid | 30/03/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.