TAMBIÉN PARA IR DE COMPRAS O ENTRENAR

TAMBIÉN PARA IR DE COMPRAS O ENTRENAR

¿Cuál es el mejor momento del día para hacer trampas con la dieta?

Con los horarios que tenemos hoy en día, a veces parece un milagro poder dormir las horas que necesitamos, comer equilibradamente, o sacar tiempo para hacer ejercicio. ¿Pero sabías que hay una hora óptima para hacer cada cosa?

No te saltes la dieta a cualquier hora
No te saltes la dieta a cualquier hora | Agencias

El mejor momento para desayunar, comer, y cenar.

Siempre deberías desayunar durante la hora después de haberte levantado de la cama. Después de 4 ó 5 horas de la comida más importante del día es la hora del almuerzo, momento perfecto para tomar un tentempié que te dé energía hasta la hora de comer. Vigila que el almuerzo sea ligero para llegar dos o tres horas después a la hora de comer. Lo bueno es que has llegado a la segunda comida más importante sin tanto hambre como otras veces y por tanto no te atiborrarás como si no hubiera un mañana.

Si descuadras esos horarios es probable que lleguen momentos de mucha hambre, y cuanto más hambriento estás, más nublado se ve el camino de la alimentación equilibrada.

El mejor momento de pesarte.

Subirte a la báscula por la mañana te dará el dato más realista sobre tu peso y composición corporal. Pero si es imposible pesarte recién levantado, entonces asegúrate de hacerlo siempre a la misma hora, y en la misma báscula.

El mejor momento para ir de compras.

Ir a hacer la compra semanal a las 10 de la mañana es la mejor opción ya que estarás lleno del desayuno. Si vas a comprar con el estómago vacío y con hambre, tu nivel de azúcar en sangre está bajo y hará que se te nuble la vista (y sólo veas los dulces). Ve tranquilo, con una lista bien establecida y, no te dejes llevar por las tentaciones y las ofertas 2x1 en tartas.

El mejor momento para entrenar.

Aunque es una faena, la mejor hora para hacer ejercicio es por la mañana. Un estudio demostró que aquellos que llevaban una dieta rica en grasas y entrenaron antes del desayuno, no engordaron. Mientras que los que entrenaban después ganaron 1,5 kgs. Cuando entrenas por la mañana empiezas a activar tu metabolismo más pronto y quemas más calorías durante el resto del día.

El mejor momento para hacer trampas.

Si quieres darte un capricho con tu comida favorita algún día concreto, hay una hora óptima para que lo hagas. Si hablamos de hidratos de carbono (y supongo que no me equivoco), el mejor momento es el desayuno, si por otro lado nos referimos a las grasas (tampoco ando muy lejos), la mejor hora son las 10 de la mañana. Estas dos sustancias nos proporcionan energía y cuanto antes las consumamos, más día tendremos por delante para utilizarlas.

Álvaro Pedroche | @fitnessasesores | Madrid | 18/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.