CUIDADO CON EL AIRE ACONDICIONADO DEL GIMNASIO

CUIDADO CON EL AIRE ACONDICIONADO DEL GIMNASIO

Por qué sufres más con los catarros en verano

Te duele la garganta, tienes obstrucción nasal y ¡los termómetros superan los 30 grados! Sí, es probable que tengas un catarro de verano, estación en la que aparecen el 20% de ellos.

Resfriado común
Resfriado común | Agencias / Archivo

"Las principales causas son los cambios bruscos de temperatura, la ingesta de bebidas frías o muy calientes, la deshidratación y también, muy importante, la mala alimentación y el estrés que disminuyen nuestras defensas naturales", asegura la doctora Carmen García Fortea, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, quien además recuerda lo común que es en esta época y lo parecido que es al que sufrimos en épocas de bajas temperaturas.

"La transmisión es tanto por vía aérea como cutánea", insiste, recordando que en verano hay que tener especial cuidado con la refrigeración artificial, si vas a gimnasios tendrás que poner especial cuidado con exponerte a chorros de aire.

"La exposición prolongada a climatizadores pueden producir resfriados debido principalmente a la corriente de aire frío y a que contribuyen a disminuir la humedad del aire, también es de especial importancia el correcto mantenimiento de los aparatos que en ocasiones pueden suponer un foco de infecciones debido a la acumulación de gérmenes- las causas que motivan un catarro pueden ser diferentes según la estación, la sintomatología es común en cualquiera de ella, sin embargo aunque son similares hay que añadir la posibilidad de que aparezcan contracturas musculares por el efecto de las corrientes de aire frío", puntualiza la Dra. García.

Y es que los deportistas deben tener especial cuidado ahora que aprieta el calor, se trata de una infección respiratoria que aparece en momentos de debilidad inmunológica.

"Cuando hacemos ejercicio la temperatura corporal aumenta y como ya sabemos, el sudor es la respuesta que el organismo tiene a la hora de regular la temperatura corporal con el exterior, al finalizar el ejercicio debemos hidratarnos bien para reponer líquidos y secar el sudor para evitar  quedarnos fríos", asevera la especialista.

El aire acondicionado, sudar excesivamente, exponernos a alteraciones de temperatura...hay que cuidarse y no dejarse engañar por el calor, en verano pillar un catarro supone 48 horas de reposo y bebidas calientes.

El tratamiento de estas afecciones respiratorias requiere descanso y cuidados naturales, una ingesta adecuada de líquidos, sobre todo agua y zumos naturales- recomienda la especialista, quien insiste en que se cumplan a rajatabla las atenciones  "sobre todo para que no se alarguen los procesos y la sintomatología, que son banales pero molestos", explica.

En los meses de verano hay más facilidad para que las mucosas se resequen y la recuperación es más molesta. Parece que no hay más solución que evitar los contrastes de temperaturas y en nuestras bebidas, al menos ayudará a nos mantenernos alejados de un obligatorio descanso en cama estos meses estivales.

Gemma Añino | @Gac_md | Madrid | 25/07/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.