El mundo runner no ha dejado de crecer en nuestro país desde hace más de una década, pasando a ser practicado por casi el 30% de la población activa, según la Encuesta de Hábitos Deportivos en España realizada en 2015 por el Ministerio de Sanidad y que también recoge el estudio de We Are Testers y Runnea.

En esta radiografía del running en España se pueden observar algunas buenas noticias, como que se ha recortado el número de hombres con el de mujeres corredoras, aunque la distancia sigue siendo muy amplia entre unos y otros: 75,86% hombres y un 24,14% mujeres aproximadamente.

Cuánto corremos

En el estudio se detalla que “la mayoría de los hombres salen a correr entre 3 y 5 días a la semana (56,26%), mientras que, en el caso de las mujeres, esta frecuencia media baja a 1 o 2 días por semana (49,25%)”.

En cuanto a la distancia media que se corre en España, la mayoría de los encuestados corría entre 5 y 10 kilómetros, siendo el nivel “amateur” el que más accedía a esta distancia tanto en hombres como en mujeres (57,89% de los hombres y 53,95% de las mujeres). Únicamente los expertos tanto hombres como mujeres corrían entre 10 y 20 kilómetros (75% versus 60,71%).

¿Cuántos días sales a correr? | We are testers & Runnea

Por qué corremos

¿Adelgazar? ¿Ponerse en forma? ¿Preparase para una carrera? Las motivaciones que los españoles aducen para correr son varias, pero todas estás relacionadas con el estado físico. De este modo, en líneas generales, “la mayoría de los principiantes y amateurs corren para estar en forma o por salud, y muy pocos para preparar una carrera; entre los avanzados, empieza a tomar relevancia salir a correr porque “me gusta o me divierte” y el grueso de las mujeres sigue saliendo a correr por estar en forma o por salud mientras que los hombres expertos salen a correr para preparar una carrera (77,27%)”.

Motivaciones | We are testers & Runnea

Prueba de esfuerzo y lesiones

Uno de los mayores males de los corredores son las lesiones y entre los que empiezan la falta de la prueba de esfuerzo, que es totalmente recomendable hacerla para evitar problemas a la hora de salir a correr.

El estudio revela que tan solo se ha hecho una prueba de esfuerzo el 38.10% de los hombres y el 31,59% de las mujeres. Sin embargo, hay resquicios de esperanza, puesto que tal y como han concluido, el 37,54% de los hombres y el 40,44% de las mujeres tiene previsto someterse a esta prueba.

Por último, en cuanto a las lesiones que más sufren los runners, el estudio indica que la que se lleva el primer premio es la sobrecarga muscular, tanto en hombres como mujeres, con un 48,42%, mientras que el segundo problema suelen ser los esguinces, después los mareos, heridas y golpes y, por último, la rotura de fibras, siendo los corredores amateurs los que más sufren todo tipo de lesiones.