LOS PONEMOS EN LA BALANZA

LOS PONEMOS EN LA BALANZA

¿Alcohol o bollos? Cuál de los dos es el peor ingrediente para tu dieta

Una cervecita fresca o un buen trozo de chocolate, esa es la cuestión. Llega el fin de semana y te toca decidir: tomarte una copa o comerte una palmera de chocolate... Que sepas desde ya que una de las dos opciones es fatal para tu dieta.

La bollería industrial, mejor no probarla
La bollería industrial, mejor no probarla | Pixabay

Eres una persona concienciada con la vida saludable. Haces ejercicio, incluyes frutas y verduras en tu dieta y bebes mucha agua. Pero, de cuando en cuando, algún capricho habrá que darse, ¿no? Y todos nos imaginamos por cuál de los dos te sueles decantar…

Sí amigos, las dos debilidades: dulces o alcohol. Un momento, ¿y si tuvieses que elegir? ¿Sabes cuál de los dos es la peor elección que tira por traste todos los esfuerzos de tu tediosa dieta? Redoble de tambores, y aquí la solución:

Los bollos: azúcar no, gracias

Los bollos –particularmente, los industriales y procesados– son un alimento que crea adicción. A todo el mundo nos gustan y de vez en cuando nos saltamos nuestra dieta sana para hincarle el diente a uno de crema, nata, chocolate o el combo perfecto. Pero si este caprichito se convierte en un hábito semanal puede convertirse en el peor enemigo de nuestros muslos, abdomen, piernas…

¿Por qué? Son alimentos con una densidad energética elevada. Por cada 100 gramos de un bollo, nos estamos calzando una media de 450 Kcal. Es más, si hablamos de bollería industrial esta es uno de los productos alimenticios que más azúcar y grasa contienen y, aun así, malditos infieles a la vida saludable, se consumen por delante de otros como las legumbres, los huevos o el pescado azul.

Esta clase de alimentos no consiguen saciar el hambre. Podríamos comernos una montaña de bollos y seguiríamos queriendo más. El motivo es que no contienen prácticamente fibra y además están elaborados con azúcares simples que se absorben más rápido. Hablando en plata: en los bollos, las vitaminas y los nutrientes brillan por su ausencia.

La bollería industrial por ahora tiene todas las papeletas para ser el peor ingrediente con diferencia para tu dieta. Ahora veamos el alcohol. ¿Le quitará el primer puesto?

Unas cañitas no hacen daño, ¿o sí?

Que el alcohol engorda es un hecho. Bebidas como el ron, el whisky o el coñac tienen una media de 300 kcal. Le siguen el vino y el cava con 65 kcal cada uno. Por último, las que menos calorías tienen son la cerveza y la sidra, porque son las que tienen menos alcohol. Pero no saltes de alegría porque cada ración de estas también contiene aproximadamente ambas contienen unas 50 kcal.

Cerveza Golden Koeman | agencias

Todas estas calorías hacen que recibamos mucha energía. Una energía que deberíamos quemar inmediatamente después de ingerirla, ya que se convierten en grasa para nuestro cuerpo. El problema es que normalmente estas bebidas las tomamos por la noche… Vaya, justo cuando menos energía vamos a gastar.

Si a esto le sumamos que muchas de estas bebidas alcohólicas las mezclamos con refrescos y bebidas que contienen altos niveles de azúcar, carbohidratos, cafeína o teína, podemos decir adiós definitivamente a nuestra dieta.

Veredicto final: entonces, ¿bollos o el alcohol?

La cuestión sigue siendo, ¿cuál es peor para tu cintura? Según los expertos la única bebida alcohólica buena para la salud es el vino. Beberse una copa de vino al día ayuda a mejorar la flexibilidad de los vasos sanguíneos gracias a los antioxidantes que contiene. Pero, ojo, que hemos dicho una copa, no media botella entre pecho y espalda.

Bollería industrial | antena3.com

Por otro lado, de entre los dulces, el chocolate contiene flavanoles de cacao, que se consideran saludables para el corazón porque ayudan a bajar la presión arterial y las grasas en la sangre. No todo lo que nos gusta va a ser malo, pero no te emociones, el chocolate que podríamos denominar saludable es el negro. Lamentamos comentarte que las napolitanas, los donuts de chocolate y las palmeras de hojaldre no entran en ese grupo.

Conclusión: Tanto el alcohol como los bollos, por sus trágicos ingredientes antidietiles, deberíamos eliminarlos directamente de nuestra dieta. Engordan, y además no son alimentos sanos para nuestro organismo. Si después de todo este análisis decides mantenerlos, opta siempre por una copa de vino al día o una onza de chocolate negro. De lo contrario, no te lleves las manos a la cabeza porque tu “dieta saludable” no está sirviendo para nada.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.