NO TE PONGAS HASTA ARRIBA DE COMIDA

NO TE PONGAS HASTA ARRIBA DE COMIDA

Los cinco mejores trucos que te ayudan a hacer la digestión

Una de las cosas más desagradables que se puede sentir después de haber comido es tener una digestión pesada que te deje con un mal cuerpo durante el resto del día. Si sigues estos consejos, lo mitigarás.

digestion
digestion | Cocinatis

Todo el mundo distinto, y a cada uno le afectan los temas relativos a la digestión de los alimentos de una manera diferente. Sin embargo, sí que se pueden encontrar determinadas coincidencias que nos permiten pautar una serie de consejos para no caer digestiones largas y tediosas. Toma nota.

1.- Corta con las grasas

Será la mejor decisión que puedas tomar a corto plazo. Es cierto que las grasas son necesarias para nuestro organismo, pero las comidas copiosas en grasa son las complicadas de digerir. ¿Quién no ha estado alguna vez con el estómago pesado después de haberse tomado un buen cocido madrileño?

El objetivo es que intentes llevar una “alimentación limpia”, entendiendo por esto que comas sin grasas, sin azúcares refinados y sin carnes procesadas, como embutidos.

2.- Bebe más agua

Una de las principales causas de la mala digestión es la mala hidratación. Por eso es muy importante que estés siempre hidratado aunque no tengas sed. Si estimas que vas a tener una comida copiosa, procura comer acompañado de agua en lugar de regar tus platos con vino o cerveza, que lo único que hará será hacer más complicada tu digestión.

3.- Mastica bien

Cuanto más deglutidos estén los alimentos al llegar al estómago, menos trabajo tendrá que hacer este y, por tanto, menos esfuerzo, lo que se traducirá en que la digestión se hará de una manera más rápida y menos pesado. Así que, ya sabes, mastica bien antes de tragar.

4.- Come fibra

La puedes determinar en distintas formas: ya sea a través de los clásicos cereales con fibra o, como nos gusta recomendar a nosotros, a través de las frutas y las verduras. La fibra la puedes encontrar en forma abundante en la lechuga, las acelgas, las manzanas, la avena o las ciruelas, y es fantástica para regular tu tránsito intestinal y evitar esas largas y tediosas digestiones.

5.- Come más

Sí, como lo lees. No nos referimos, claro, a que comas más en solo una comida, sino en que hagas cinco comidas al día. El almuerzo y la merienda son fundamentales para que no llegues con mucha ansiedad a la hora de las comidas principales, y eso evitará que te des el atracón y acabes como Hommer Simpson tirado en el sofá.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.