Existe un lugar en la costa mexicana que es lo más parecido al poblado donde vivía la famosa familia de Los Picapiedra. Situada en Tulum, cerca de Cancún y Playa del Carmen, se encuentra el Jungle Gym, que hará las delicias de los más fornidos.

Podrías pensar que el tipo de ejercicios que se pueden hacer en esta playa son los mismos que se pueden hacer en casi cualquier parque de España con el mobiliario que se instaló hace años para hacer deporte. Sin embargo, los aparatos que están ubicados en Jungle Gym son, cuanto menos, muchos más originales y, por supuesto, mucho más exóticos.

Según la propia página web de la empresa, las herramientas para poder practicar fitness en un entorno privilegiado están fabricados, en un 90%, con materia prima natural; es decir, madera y piedra, como habrían hecho un gimnasio nuestros ancestros.

Entrenando en la Jungle Gym | Facebook Jungle Gym

“El concepto de la Jungle Gym nació como una insatisfacción que teníamos hacia la industria del fitness, donde los asistentes a los gimnasios se quedan mirando fijamente a una pared de ladrillos mientras cuentan el tiempo que queda en un reloj para llegar a su meta de quema de calorías”, explican los creadores de este peculiar gimnasio.

En este lugar particular también vas a poder llevar a cabo clases dirigidas por especialistas en fitness, que te irán guiando por todo el circuito de obstáculos. Según indican, las clases están enfocadas para los distintos niveles y, además, como está en la playa lo puedes practicar descalzo, con los beneficios intrínsecos del Barefoot.