ROMPEMOS LOS TABÚES

ROMPEMOS LOS TABÚES

No te equivoques: hacer yoga también es para hombres, y estos son sus beneficios

Si tu idea sobre el yoga tiene que ver con algo relajante, friki o para mujeres, te estás perdiendo uno de los sistemas de acondicionamiento físico y control mental más potentes que existen. La falta de flexibilidad tampoco es una excusa para no practicarlo.

Yoga para hombres
Yoga para hombres | Pixabay

“Es una gimnasia suave para relajarse”. Según Rafa López (@iberian pangea), expracticante de artes marciales y fitness, experto en Método Natural y Stretching Global Activo, Quiromasaje, Vendaje Neuromuscular y profesor de yoga y pilates TRX en Zentro Urban Yoga Madrid, “este es uno de los principales prejuicios que los hombres tienen sobre el yoga cuando en realidad es infinito y una de las disciplinas más desafiantes y que más listones te hace superar”.

“El yoga puede subirte, bajarte y hasta poner a prueba tu habilidad haciendo el pino a una mano”. Para Rafa, que empezó a practicar yoga en 2002, esta disciplina fue en principio “algo sobre lo que leía y la parte de estiramientos de su dieta de ejercicio, sólo practicaba yoga físico”.

Sin embargo, su creciente interés por la filosofía budista fue desplazando poco a poco a las artes marciales por esta disciplina, “fui entrando en la parte más filosófica del yoga hasta convertirme en asthangi”. Por si no lo sabes, Asthanga Yoga es uno de los estilos de yoga más atléticos y exigentes físicamente que existen, muy popular entre el público masculino, que te hará saltar, hacer posturas de equilibrio y casi acrobáticas.

Esta idea de que el yoga es algo “de mujeres y para ir a relajarse” también es algo que señala Borja García Taucer (@borjayoga), exbailarín profesional, practicante de atletismo y otros deportes. “Comencé con 30 años, probé un par de clases y me enganché”.

Experto en Yoga Iyengar (el estilo más técnico y perfeccionista), actualmente imparte clases en Reebok Sport Club y Somalife Center. Para Borja, otros de los frenos y prejuicios que los hombres tienen respecto a la práctica del yoga son la falta de flexibilidad y coordinación, el desconocimiento de lo que es esta disciplina e incluso el miedo al ridículo.

¿Algo femenino?

Si a yoga van sobre todo mujeres por algo será… Esta es otra de las ideas preconcebidas que, según Borja, algunos hombres siguen teniendo sobre el yoga. “Y es curioso porque los principales maestros y formadores del yoga (Pattabhi Jois, Sivananda, Iyengar, Krishnamavcharya…) son hombres y estos prejuicios sólo se dan en Occidente.

Una idea que subraya Rafa, para quien esta idea femenina sobre el yoga carece de fundamento. “El yoga no es ni femenino ni masculino, el yoga te pone en contacto con lo que eres: si eres un hombre tu yoga será masculino, empleará los recursos que tú tengas. El yoga puede ser tan masculino como lo sea quien lo practique”. “En la práctica de yoga hay cosas que se nos dan mejor a los hombres y otras a las mujeres; tu background deportivo influirá en tu práctica”, añade.

“A diferencia de lo que muchos hombres piensan, el yoga puede ser muy físico”, dice Borja. “Haciendo yoga se puede conseguir la fuerza o el trabajo muscular que importan tanto al público masculino, pero añadiendo otros muchos beneficios, sobre todo mentales y espirituales. Además, es el complemento perfecto para cualquier otro deporte que se practique”, añade.

Olvídate de la competición, las comparaciones y los excesos

Algo inherente al hombre y al deporte es la competición, pero en yoga, como nos explican Rafa y Borja, este concepto no sólo no existe sino que jugará en tu contra. “En yoga no sirve de nada hacer el bruto, hacer trampas ni coger atajos”, dice Borja. “En la práctica de yoga no te vas a enfrentar a una marca, un peso, una carga o a un cronómetro sino a ti mismo, a la realidad del cuerpo que habitas”, dice Rafa.

Tanto para quienes quieren probar el yoga como para quienes están empezando, Rafa deja muy claro que al principio no hay que exigirse ni física ni mentalmente. “Esta es una disciplina de fondo. El yoga no acepta excesos aunque sea de vez en cuando, aquí funciona la regularidad, el trabajo a largo plazo, a fuego lento, hay que ir despacio para ver cambios poco a poco. De lo contrario, podrías atragantarte con el yoga”, subraya.

Sin excusas para no practicar yoga

Con la ayuda de estos dos instructores de yoga, te desmontamos todas las excusas, prejuicios o ideas preconcebidas que pueden hacerte rechazar el yoga.

- Es para relajarse. Pues sí, la práctica del yoga te ayudará a eliminar tensiones físicas y mentales y a gestionar mejor el estrés y las emociones. Pero como dice Borja, “el yoga es una de las disciplinas más completas, trabaja todos los planos físicos, mentales y espirituales: equilibrio, fuerza, coordinación, respiración, concentración, constancia, control, voluntad…”.

- No soy flexible. Para eso está precisamente el yoga, para ayudarte a serlo, pero no es una condición previa necesaria para poder practicarlo.

- Me gustan las prácticas deportivas muy físicas. En yoga hay estilos, como Asthanga, Rocket Yoga o Bikram, que te harán sudar y retarte cada minuto de práctica, que te proporcionarán un trabajo de fuerza e incluso aeróbico extraordinario, que pondrán a prueba todas tus capacidades físicas y mentales, que te harán trabajar cada músculo de tu cuerpo y te llevarán a hacer posturas que jamás hubieras imaginado. ¿La diferencia respecto al ejercicio físico convencional? Tu trabajo será consciente, respetuoso con tu cuerpo y te llevará hacia el objetivo final del yoga: la unión de cuerpo, mente y espíritu.

- Es para frikis. En yoga nadie te obligará a hacer nada que no quieras, no tienes por qué cantar el Om si no te sale ni trabajar tu parte espiritual si no estás preparado. Hay tantos estilos y profesores, que siempre encontrarás uno que vaya con tu forma de ser. Practicando yoga no vas a hacer el ridículo sino a conocerte mejor a ti mismo, a fortalecer tu cuerpo y tu mente.

- Necesito descargar adrenalina. Si tu día a día a día es muy estresante, tal vez machacarte en una clase de spinning al salir del trabajo no sea la mejor idea. Practicando yoga puedes trabajar de forma intensa tu cuerpo pero a otro ritmo, sin producir más cortisol sino otro tipo de hormonas que te ayuden a calmarte. Como doce Borja, “la práctica del yoga ayuda a manejar mejor las situaciones de estrés, a ver las dificultades de forma más positiva, a tomar las cosas con más calma”.

- Yo no aguanto lo de meditar. Las clases de yoga no incluyen necesariamente una meditación. Pero sí te ayudarán a evitar la hiperconexión, a concentrarte, a focalizarte mejor y a ser más disciplinado en tu día a día. Y, por si tienes dudas, meditar no tiene nada que ver con dejar la mente en blanco…

- Me parece aburrido. Entonces, nunca has ido a una clase de yoga o no a la adecuada. Como dice Rafa López, “el yoga pone a prueba constantemente muchas cosas: tu estabilidad, tu equilibrio, tu resistencia muscular, tu capacidad de concentración y también tu capacidad de gestionar la frustración”.

Sigue estas cuentas de Instagram

Si después de todos los argumentos que te hemos dado, tienes dudas sobre la parte física del yoga y su masculinidad, te recomendamos que sigas estas cuentas de Instagram. ¿Crees que podrías hacer con tu entrenamiento actual alguna de las posturas que muestran estos yogis?

Dylan Werner. Profesor de yoga y fotógrafo @dylanwerneryoga, viaja por todo el mundo impartiendo cursos y compartiendo su amor por el yoga. En su página web podrás encontrar información sobre sus retiros de yoga, sus planes de dieta y entrenamiento.

Simon Park. Creador de Liquid Flow Yoga, este profesor, formado con la conocida Shiva Rea, enseña por todo el mundo un espectacular y mágico estilo de yoga en movimiento basado en la fluidez física y mental. Verle en movimiento resulta espectacular. @liquidflowyoga

 

Sean Phelps. En cada una de sus clases, que imparte por todo el mundo, este experto trata de enseñar los beneficios de la integración del yoga con el mindfulness. Sus fotos en Instagram te dejarán con la boca abierta. @seanphlepsyoga

Patrick Beach. Es uno de los yogis con más seguidores en Instagram. Además de recorrer el mundo compartiendo su “yoga solar”, es el creador de un programa de yoga para todo el mundo que puedes encontrar en los clubes Virgin Active. @patrickbeach

Cristian Florez. Otro fotógrafo y profesor de yoga californiano que nos deja con la boca abierta desde su cuenta de Instagram. @cristianflorezyoga

Men’s Yoga. Si eres hombre, haces yoga o sientes curiosidad, sigue esta cuenta. Aquí encontrarás las fotos más alucinantes de profesores y practicantes de yoga de todo el mundo, además de interesantes retos yogis. @mens_yoga

Amalia Panea | @amaliapanea | Madrid | 20/02/2018

Los mas vistos

Guía Infantil

La mejor guía para los papás

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.