Pues bien, eso es un error. Hay ejercicios que por mucho que hagas, siempre habrá una alternativa mucho mejor pero sobre todo más eficaz. Veamos a qué me refiero.

La máquina de cerrar piernas

Esta máquina es un clásico entre los clásicos. Te sientas, colocas los muslos sobre las almohadillas, y haces fuerza para juntar las rodillas. El problema es que este ejercicio es tan específico, que apenas quema calorías y no será un buen aliado a la hora de adelgazar o moldear las piernas.

Haz esto: En su lugar, puedes hacer el famoso lunge (zancadas). Tanto hacia el frente como hacia atrás. Este movimiento trabaja todo el tren inferior al mismo tiempo, además de ser un ejercicio funcional que nos ayuda en las actividades cotidianas de nuestro día a día.

Extensión de piernas

Otro ejercicio que nunca falta en una rutina de piernas. El objetivo de esta máquina es fortalecer los muslos, aunque en realidad estás sometiendo a demasiado estrés a las rodillas a medida que realizas la extensión.

Haz esto: La mejor alternativa son las sentadillas. Trabajas los muslos, el glúteo, los gemelos… en resumen, una vez más con este ejercicio trabajas todas las piernas, por delante y por detrás.

Crunch abdominal

Este ejercicio no es tan bonito como lo pintan. Se ha comprobado que el crunch no estimula tanto las fibras abdominales tanto como aquellos que requieren de una estabilización de la columna vertebral.

Haz esto: Como no podía ser de otra forma, la plancha es la mejor opción. Además de no forzar la espalda como pasa con los crunches, también estarás trabajando el músculo transverso del abdomen, que es el encargado de reducir el perímetro de la cintura.

Plancha, un ejercicio bueno para tus abdominales | CoveritMedia

Press de banca sentado en máquina

Al estar sentado, tu cuerpo se centra únicamente en el músculo que estás trabajando (el pectoral), lo que puede ocasionar desequilibrios musculares que deriven en dolores de espalda u otras articulaciones.

Haz esto: Los fondos de brazos te fuerzan a desarrollar una fuerza equilibrada al tener que estabilizar la posición, y mantener las escápulas fijas. Además, estarás trabajando el abdomen sin darte cuenta.

Patada de tríceps

Subes una rodilla al banco y pones el tronco paralelo al mismo. Agarras una mancuerna y extiendes el brazo hacia atrás. El problema es que con este ejercicio no serás capaz de levantar el peso suficiente para lograr los mejores resultados.

Haz esto: Túmbate sobre un banco agarrando una barra. Flexionando los codos, haz que descienda lentamente hacia la frente (por eso se le conoce como Skull Crusher – Rompe Cráneos). Con este ejercicio serás capaz de levantar más peso y tus brazos se tonificarán más rápido.

Prensa de piernas

Esta máquina es muy golosa, porque no es difícil poder cargarla con kilos y kilos. El problema es que con tanto peso es más probable sufrir una lesión.

Haz esto: Si las sentadillas se te quedan cortas porque lo que buscas es más tonificación, entonces haz el ejercicio agarrando unas mancuernas, o si llevas tiempo entrenando puedes hacerlo con una barra y discos sobre los hombros.

Las sentadillas, un ejercicio tradicional y completo | Getty