DESTIERRA A LOS RETARDANTES Y PRODUCTOS MILAGROSOS

DESTIERRA A LOS RETARDANTES Y PRODUCTOS MILAGROSOS

¿Qué músculo debes trabajar para durar más en la cama?

Ha llegado tu momento de gloria de la semana: después de una cenita, un gintonic y unos cuantos arrumacos, te dispones a… ese momento especial. Pero, sorpresa, al poco de empezar te das cuenta de que no vas a poder aguantar mucho ese ¿Qué puedes hacer para durar más en la cama?

Para ello, tienes varias opciones: dejarte un dineral en terapias o bien invertir tiempo haciendo ejercicios físicos y fortaleciendo un músculo relacionado con la actividad sexual.

Es el llamado músculo pubocoxígeo (PC) y está situado en el suelo de la pelvis. Por eso, seguro que ya has oído hablar de los Ejercicios de Kegel o del fortalecimiento del suelo pélvico para las mujeres; pero también sirve para los hombres.

¿Cómo saber trabajar este músculo?

Muy fácil. Seguro que alguna vez has tenido que cortar urgentemente una micción. El músculo que activas para llevarlo a cabo es el que se trata de trabajar para durar más en la cama, y está ubicado entre el ano y el escroto.

También lo puedes detectar si, mientras estás sentado, intentas subir y bajar el pene. Notarás que se activa un músculo debajo de los testículos. Ahí lo tienes.

Lo bueno de este tipo de ejercicios es que lo puedes hacer perfectamente en cualquier lado y en cualquier momento.

Puedes probar con estas sencillas rutinas de ejercicios para empezar a trabajar el músculo pubocoxígeo:

1.- Mientras estás sentado en el trabajo, contrae y relaja unas 100 veces el músculo PC

2.- Cuando te levantas por la mañana y cuando te vas a dormir por la noche, contrae el músculo PC y mantenlo así durante cinco segundos, y relaja. Repítelo 10 veces.

3.- Según vayas evolucionando, mantén contraído el músculo PC durante dos minutos de manera continuada. Si lo consigues, es que vas por buen camino.

Estos ejercicios con el músculo PC no son infalibles, pero sí te van a dar mucha más seguridad y notarás los resultados si eres constante.

Otro consejo que no debes despreciar es el de trabajar tu respiración en el momento del acto sexual. Acuérdate de llevar un ritmo adecuado, ni muy acelerado ni muy pausado, y recuerda hacerlo siempre usando el músculo del diafragma.

Así que, ya sabes, el músculo pubocoxígeo es tu amigo. Trabájalo y verás pronto los resultados.

Nacho G. Hontoria | @nachoghontoria Vídeo: Eñe | Madrid | 11/05/2015

Los mas vistos

Guía Infantil

La mejor guía para los papás

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.