LOS POTITOS SON PARA LOS BEBÉS

LOS POTITOS SON PARA LOS BEBÉS

Las peores dietas de 2016 que no deberías hacer en 2017

Seamos realistas. Seguramente has estado tentado a hacer alguna de las famosas dietas que has visto en internet, o te ha comentado algún compañero. Y no te culpo. Cuando estás intentando perder peso rápido, es difícil no caer en la tentación de las típicas fotos del antes y después.

Dietas raras
Dietas raras | Pixabay

Y aquí es donde entra la opinión de los nutricionistas, que quieren aclarar cualquier confusión de las dietas más célebres del 2106, y darte las pautas necesarias para que pierdas peso sin poner en riesgo tu salud.

Han sido 10 profesionales los que han analizado las peores dietas de este año, para poner los pies en el suelo de más de uno y de una.

La dieta de los potitos

Esta dieta se basa prácticamente en comer purés de frutas, carnes y verduras. El problema es que cuando licuamos los alimentos, nuestro cuerpo no absorbe alguno de los nutrientes que hace nos sintamos saciados después de comer.

Palmer, nutricionista profesional, cuenta que debemos comer de una forma que no nos haga sentirnos miserables el resto de nuestra vida. El sentido común manda a la hora de elegir las porciones, y debes optar por comida poco procesada como cereales, legumbres, frutas y verduras, que tienen pocas calorías y son muy ricas en nutrientes esenciales.

La dieta del vinagre de manzana

En este caso, supuestamente se debe añadir cayena, pimienta, y miel a un vaso de vinagre de manzana, y tomarlo tres veces al día (una antes de cada comida). Pues bien, según Ginny Erwin, esta dieta es la peor idea para alguien que tenga el intestino irritable o reflujo, debido a su gran acidez. Eso por no hablar los gases que puede provocar este tipo de “bebidas”.

La recomendación del profesional es beber agua o algún tipo de té antes de cada comida. Esto calma el sistema digestivo y ayuda a los procesos metabólicos.

La dieta militar

Con la dieta militar sigues una alimentación muy calórica que te permite elegir entre varios alimentos como perritos calientes o queso cottage, durante tres días. Después, durante los siguientes cuatro días, puedes comer lo que quieras. Suena raro, ¿verdad? Pues lo es. Según Monica Auslander, esto no tiene ni pies ni cabeza, ni ninguna referencia científica.

Lo que debes hacer es elegir un plan alimenticio que no altere demasiado el consumo calórico, o que sólo se base en comer algunos grupos de comidas.

La dieta de la arcilla

Y aquí es cuando acabáis de alucinar. Esta dieta consiste en diluir arcilla en un vaso de agua. ¡Y bebértelo! Toby Amidor cuenta que esta dieta (por llamarlo de alguna manera) es potencialmente peligrosa, ya que consumir arcilla de forma regular puede destrozarte el intestino y hacer que tu cuerpo no absorba nutrientes esenciales para vivir.

La arcilla lo que hace es expulsar los nutrientes de tu organismo, haciendo que no sean absorbidos. Toby argumenta que nuestro cuerpo ya tiene un filtro que nos destoxifica, y se llama hígado y riñones.

Tu misión es asegurarte de llevar una dieta equilibrada para dar a esos órganos los nutrientes necesarios para que funcionen correctamente. Déjate de comer barro, y vete a por fruta, verduras, o nueces.

Álvaro Pedroche | @fitnessasesores | Madrid | 15/12/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.